Demostración del retransmisor de comunicaciones láser de la NASA: Seis cosas que necesitas saber

La Demostración del retransmisor de comunicaciones láser (LCRD, por sus siglas en inglés) de la NASA utilizará sistemas de comunicaciones por láser para transmitir datos a la Tierra desde el espacio. A continuación, seis cosas que debes saber sobre la revolucionaria misión LCRD de la NASA.

1.  Las comunicaciones láser transformarán la forma en que la NASA transmite información hacia y desde el espacio.

Desde los comienzos de la exploración espacial, la NASA ha utilizado sistemas de radiofrecuencia para comunicarse con los astronautas y las naves espaciales. Sin embargo, a medida que las misiones espaciales generan y recopilan más datos, aumenta la necesidad de mejorar las capacidades de comunicación. LCRD aprovecha el poder de las comunicaciones láser, que utilizan luz infrarroja en lugar de ondas de radio, para codificar y transmitir información hacia y desde la Tierra.

Tanto las ondas de radio como las ondas de luz infrarroja láser son formas de radiación electromagnética con longitudes de onda en diferentes puntos del espectro. Las misiones codifican sus datos científicos en las señales electromagnéticas para retransmitirlas a la Tierra.

La luz infrarroja utilizada para las comunicaciones láser se diferencia de las ondas de radio porque se produce en una frecuencia mucho más alta, lo que permite a los ingenieros incluir más datos en cada transmisión. Disponer de más datos a la vez permite obtener más información y descubrimientos acerca del espacio.

Mediante el empleo de láseres infrarrojos, LCRD enviará datos a la Tierra desde una órbita geosincrónica a 1,2 gigabits por segundo (Gbps). A esta velocidad y distancia, se podría descargar una película en menos de un minuto.

La Demostración del retransmisor de comunicaciones láser (o LCRD por sus siglas en inglés) volará como una carga útil a bordo de una nave espacial del departamento de defensa de EE. UU. como parte de la misión del Programa de Prueba Espacial (STP-3).
Créditos: Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA.

2. Las comunicaciones láser permitirán que las naves espaciales envíen a la Tierra más datos en una sola descarga.

Radio versus optical waves

Radio versus ondas ópticas Credits: NASA

Si viviste a finales de la década de 1980 y principios de 1990, recordarás que las velocidades de acceso telefónico terrestre a internet eran lentas y difíciles. La incorporación de comunicaciones láser a las naves espaciales es similar al uso que hace la humanidad de internet de alta velocidad con tecnologías como las redes de fibra óptica: revolucionario.

Nuestras conexiones domésticas a internet en estos días permiten que lleguen videos, programas y contenido de alta definición de forma casi instantánea a nuestras pantallas. Esto se debe, en parte, a que las conexiones de fibra óptica envían luz láser con datos densamente comprimidos por medio de cables de plástico o vidrio, lo que crea una experiencia más rápida para el usuario.

Este mismo concepto —menos los cables de fibra— se aplica a las comunicaciones láser basadas en el espacio, lo que permite que las naves espaciales envíen imágenes y videos de alta resolución a través de enlaces por láser.

Con la implementación de las comunicaciones láser, las naves espaciales pueden retransmitir más datos a la vez en una sola descarga. La NASA y la industria aeroespacial están aprovechando estos nuevos desarrollos y creando más misiones que utilizan láseres para complementar los satélites de radiofrecuencia.

3. La carga útil tiene dos módulos ópticos, o telescopios, para recibir y transmitir las señales láser.

La Demostración del retransmisor de comunicaciones láser
Créditos: NASA/Dave Ryan.

LCRD es un satélite de retransmisión, con muchos componentes altamente sensibles que proporcionan una mayor cobertura en las comunicaciones. Como transmisor, LCRD elimina la necesidad de que las misiones de los usuarios tengan una línea de visión directa a las antenas en la Tierra. LCRD tiene dos terminales ópticas: una terminal recibe datos de la nave espacial de un usuario, mientras que la otra transmite datos a estaciones terrestres en la Tierra.

Los módems de LCRD traducen datos digitales a señales de láser, que luego son transmitidas por los módulos ópticos del retransmisor a través de haces de luz codificados, invisibles para el ojo humano. LCRD puede enviar y recibir datos, creando una ruta continua para el flujo de datos de la misión hacia y desde el espacio. Juntas, estas capacidades hacen que LCRD sea el primer retransmisor óptico bidireccional de punta a punta de la NASA.

Estos son solo algunos de los componentes que constituyen la carga útil de LCRD, que en su totalidad tiene el tamaño de un colchón tamaño King.

4. LCRD depende de dos estaciones terrestres en California y Hawái.

Una vez que LCRD recibe información y la codifica, la carga útil envía los datos a estaciones terrestres en la Tierra, cada una de las cuales está equipada con telescopios para recibir la luz y con módems para traducir nuevamente la luz codificada a datos digitales.

Las estaciones terrestres de LCRD se conocen como Estaciones Terrestres Ópticas (OGS, por sus siglas en inglés) 1 y 2, y están ubicadas en Table Mountain en el sur de California y en el volcán Haleakalā en Maui, Hawái.

Si bien las comunicaciones láser pueden proporcionar mayores velocidades de transferencia de datos, las perturbaciones atmosféricas —como las nubes y las turbulencias— pueden interferir con las señales de láser a medida que viajan a través de la atmósfera de la Tierra.

Las ubicaciones para OGS 1 y OSG 2 fueron elegidas por sus condiciones climáticas despejadas y su ubicación remota a gran altitud. La mayor parte de las condiciones climáticas en esas áreas ocurren debajo de la cima de las montañas, lo que deja un cielo relativamente despejado que es perfecto para las comunicaciones láser.

5. LCRD permite a los socios gubernamentales, académicos y comerciales poner a prueba las capacidades del láser desde una órbita geosincrónica.

LCRD talking to Space Station and Ground Station
LCRD depende de dos estaciones terrestres en California y Hawái.
Créditos: NASA/Dave Ryan.

LCRD depende de dos estaciones terrestres en California y Hawái. Credits: NASA/Dave Ryan

LCRD demostrará la viabilidad de los sistemas de comunicaciones láser desde una órbita geosincrónica, a unos 35.400 kilómetros (unas 22.000 millas) sobre la superficie de la Tierra.

Antes de apoyar otras misiones, LCRD pasará aproximadamente dos años realizando pruebas y experimentos. Durante este tiempo, OGS 1 y OGS 2 actuarán como “misiones”, enviando datos a LCRD desde una estación y luego retransmitiendo desde allí a la otra.

LCRD pondrá a prueba la funcionalidad del láser con experimentos de la NASA, otras agencias gubernamentales, el mundo académico y empresas comerciales. Algunos de estos experimentos incluyen el estudio de las perturbaciones atmosféricas en las señales de láser y pruebas de operaciones confiables del servicio de retransmisión.

Estas pruebas permitirán a la comunidad aeroespacial aprender de LCRD y perfeccionar aún más la tecnología para su implementación futura. La NASA ofrece estas oportunidades para aumentar el cúmulo de conocimientos sobre las comunicaciones láser y promover su uso operativo.

Después de su fase experimental, LCRD apoyará misiones en el espacio, incluyendo una terminal óptica que será instalada en la Estación Espacial Internacional. Esta terminal recopilará datos de los experimentos científicos a bordo y luego transmitirá la información a LCRD para ser retransmitida a la Tierra.

6. LCRD es una de las muchas emocionantes misiones láser venideras.

Optical mission timeline

LCRD es una de las muchas emocionantes misiones láser venideras. Credits: NASA/Dave Ryan

LCRD es el primer sistema de retransmisión de comunicaciones láser de la NASA. Sin embargo, existen muchas misiones en desarrollo que demostrarán y pondrán a prueba capacidades adicionales de las comunicaciones láser.

  • La carga útil del CubeSat Envío de terabytes por infrarrojo (TBIRD, por sus siglas en inglés) hará demostraciones de enlaces de aire a tierra (downlinks) por láser a 200 Gbps, lo que establecerá un nuevo récord para las velocidades de datos en las comunicaciones por láser.
  • El primer usuario de LCRD será el Terminal integrado de amplificador y módem de usuario de órbita terrestre baja de LCRD (ILLUMA-T, por sus siglas en inglés) a bordo de la estación espacial. ILLUMA-T proporcionará al laboratorio en órbita velocidades de datos de 1,2 Gbps para comunicar a la Tierra imágenes y videos de alta resolución de experimentos en curso.
  • La terminal Sistema de comunicaciones ópticas Orion Artemis II (O2O, por sus siglas en inglés) permitirá la transmisión de videos de muy alta definición por luz infrarroja entre la Tierra y los astronautas de Artemis II que viajarán alrededor de la Luna.
  • En 2026, la misión Psyche llegará a su destino: un asteroide a más de 240 millones de kilómetros (150 millones de millas) de distancia de la Tierra. Psyche transportará la carga útil Comunicaciones ópticas en el espacio profundo (DSOC, por sus siglas en inglés) para poner a prueba las comunicaciones por láser frente a los desafíos característicos de la exploración del espacio profundo.

Todas estas misiones ayudarán a la comunidad aeroespacial a estandarizar las comunicaciones láser para su implementación en misiones futuras. Con los láseres iluminando el camino, la NASA puede obtener más información que nunca antes acerca del espacio.


LCRD es una carga útil de la NASA a bordo del Programa de Pruebas Espaciales Satellite 6 (STPSat-6, por sus siglas en inglés) del Departamento de Defensa. STPSat-6, que es parte de la misión Programa de Pruebas Espaciales 3 (STP-3, por sus siglas en inglés), será lanzado en un cohete Atlas V 551 de United Launch Alliance desde la Estación de la Fuerza Espacial de Cabo Cañaveral en Florida. El programa STP es operado por el Comando de Sistemas Espaciales de la Fuerza Espacial de Estados Unidos.

LCRD es dirigido por el centro Goddard y en asociación con el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en el sur de California el Laboratorio Lincoln del Instituto de Tecnología de Massachussets. LCRD está financiado mediante el programa de Misiones de Demostración de Tecnología de la NASA, que es parte de la Dirección de Misiones de Tecnología Espacial, y el programa de Navegación y Comunicaciones Espaciales (SCaN, por sus siglas en inglés) en la sede de la NASA.

Last Updated: Nov 18, 2021

Editor: Katherine Schauer

Un nuevo método de estudio suma 301 planetas al recuento total de Kepler

Los científicos han añadido la friolera de 301 recién confirmados, al recuento total de exoplanetas.

Los científicos han añadido recientemente la friolera de 301 exoplanetas recientemente. Esta nueva tanda se suma a los 4.569 planetas ya validados, que orbitan una multitud de estrellas distantes. ¿Cómo descubrieron los científicos una cantidad tan grande de planetas, aparentemente todos a la vez? La respuesta está en una nueva red neuronal profunda llamada ExoMiner.





Cuando un planeta cruza entre nosotros y su estrella, vemos que la estrella se atenúa ligeramente porque el planeta está bloqueando una parte de la luz. Este es un método que utilizan los científicos para encontrar exoplanetas. Hacen una gráfica llamada curva de luz, con el brillo de la estrella en función del tiempo. Con este gráfico, los científicos pueden ver qué porcentaje de la luz de la estrella bloquea el planeta y cuánto tarda el planeta en cruzar el disco de la estrella.
Crédito: Goddard Space Flight Center de la NASA.

Las redes neuronales profundas son métodos de aprendizaje que aprenden automáticamente una tarea cuando se les proporcionan suficientes datos. ExoMiner es una nueva red neuronal profunda que aprovecha el superordenador de la NASA, Pléyades, y puede distinguir exoplanetas reales de “falsos positivos”. Su diseño está inspirado en varias pruebas y propiedades que los expertos utilizan para confirmar nuevos exoplanetas. Aprende mediante el uso de exoplanetas confirmados en el pasado y casos de falsos positivos.

ExoMiner complementa a las personas que son profesionales en analizar datos y descifrar qué es y qué no es un planeta. Específicamente, los datos recopilados por la nave espacial Kepler de la NASA y K2, su misión de seguimiento. Para misiones como Kepler, con miles de estrellas en su campo de visión, cada una con la posibilidad de albergar múltiples exoplanetas, analizar minuciosamente conjuntos de datos masivos es una tarea que requiere mucho tiempo. ExoMiner agiliza este procedimiento.

Eyes on Exoplanets de la NASA muestra la ubicación de más de 4.500 planetas alrededor de estrellas fuera de nuestro sistema solar. Los usuarios también pueden ver información sobre las características físicas de los planetas (si se conocen) y las estrellas a las que orbitan. Descubre la experiencia interactiva completa en Eyes on Exoplanets.

“A diferencia de otros programas de aprendizaje automático de detección de exoplanetas, ExoMiner no es una caja negra; no hay ningún misterio en cuanto a por qué decide que algo es un planeta o no”, dijo Jon Jenkins, científico de exoplanetas en el Ames Research Center de la NASA, en Silicon Valley, California. “Podemos explicar fácilmente qué características de los datos llevan a ExoMiner a rechazar o confirmar un planeta”.

¿Cuál es la diferencia entre un exoplaneta confirmado y validado? Un planeta se “confirma” cuando distintas técnicas de observación revelan características que solo pueden ser explicadas por un planeta. Un planeta se “valida” utilizando estadísticas, es decir, la probabilidad o improbabilidad de que sea un planeta, según los datos.

En un artículo publicado en Astrophysical Journal, el equipo de Ames muestra cómo ExoMiner descubrió los 301 planetas utilizando datos de los candidatos, en el Archivo Kepler. Los 301 planetas validados por máquinas, fueron originalmente detectados por el Kepler Science Operations Center y categorizados al estado de candidatos a planetas, por la Kepler Science Office. Pero hasta la confirmación de ExoMiner, nadie pudo validarlos como planetas.

El documento también demuestra cómo ExoMiner es más preciso y consistente para descartar falsos positivos y es más capaz de revelar las firmas genuinas de los planetas que orbitan alrededor de sus estrellas madres, todo mientras les brinda a los científicos la capacidad de ver en detalle lo que llevó a ExoMiner a su conclusión.

“Cuando ExoMiner dice que algo es un planeta, seguro que es un planeta”, agregó Hamed Valizadegan, líder del proyecto ExoMiner y gerente de aprendizaje automático de la Universities Space Research Association, en Ames.

Se cree que ninguno de los planetas recién confirmados es similar a la Tierra, o se encuentra en la zona habitable de sus estrellas progenitoras. Pero comparten características similares a la población general de exoplanetas confirmados en nuestro vecindario galáctico.

“Estos 301 descubrimientos nos ayudan a comprender mejor los planetas y los sistemas solares más allá del nuestro, y qué hace que el nuestro sea tan único”, dijo Jenkins.

A medida que continúa la búsqueda de más exoplanetas, con misiones que utilizan fotometría de tránsito, como el TESS de la NASA, y la próxima misión PLAnetary Transits and Oscillations of stars, o PLATO, de la Agencia Espacial Europea, ExoMiner tendrá más oportunidades de demostrar que está a la altura de la tarea.

“Ahora que hemos entrenado a ExoMiner usando datos de Kepler, con un poco de ajuste, podemos transferir ese aprendizaje a otras misiones, incluida TESS, en la que estamos trabajando actualmente”, dijo Valizadegan. “Hay espacio para crecer”.

NASA Ames gestionó las misiones Kepler y K2 para la Science Mission Directorate de la NASA. JPL gestionó el desarrollo de la misión de Kepler. Ball Aerospace & Technologies Corporation opera el sistema de vuelo con el apoyo del Laboratorio de Física Atmosférica y Espacial de la Universidad de Colorado en Boulder.

Noticia original (en inglés)

Edición: R. Castro.

La NASA proporciona información actualizada sobre el lanzamiento del telescopio Webb

La fecha del lanzamiento del telescopio espacial James Webb de la NASA está programada a partir del 22 de diciembre, para disponer de tiempo suficiente para realizar pruebas adicionales del observatorio, debido a un incidente reciente que ocurrió durante los preparativos del lanzamiento de Webb.

El incidente ocurrió durante las operaciones realizadas en las instalaciones de preparación de satélites en Kourou, Guayana Francesa, realizadas bajo la supervisión general de Arianespace. Los técnicos se estaban preparando para conectar el Telescopio Webb al adaptador del vehículo de lanzamiento, que se utiliza para integrar el observatorio con la etapa superior del cohete Ariane 5. Una liberación repentina y no planificada de una banda de sujeción, que asegura a Webb al adaptador del vehículo de lanzamiento, provocó una vibración en todo el observatorio.

Una junta de revisión de anomalías, dirigida por la NASA, fue convocada de inmediato para investigar lo ocurrido, y propuso pruebas adicionales para determinar con certeza que el incidente no dañó ningún componente. La NASA y los colaboradores de la misión proporcionarán una actualización de los datos cuando se completen las pruebas al final de esta semana.

Anteriormente a este suceso, Webb estaba programado para lanzarse el 18 de diciembre a bordo de un cohete Arianespace, Ariane 5, desde Kourou.

El Telescopio Espacial Webb es una colaboración internacional de las agencias espaciales europea y canadiense. Explorará cada fase de la historia cósmica, desde el interior de nuestro sistema solar hasta las galaxias observables más distantes del universo primitivo y todo lo que se encuentre en el medio. Webb revelará descubrimientos nuevos e inesperados y ayudará a la humanidad a comprender los orígenes del universo y nuestro lugar en él.

Noticia original (en inglés)

Edición: R. Castro.

Imágenes de Saturno obtenidas con el Lunar Reconnaissance Orbiter de la NASA

La cámara a bordo de la nave espacial Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO) de la NASA, tomó imágenes de Saturno, el 13 de octubre de 2021, a unos 90 kilómetros por encima de Lacus Veris, “Lago de la primavera”. En esta imagen, la Lunar Reconnaissance Orbiter Camera (LROC) estaba mirando hacia la cara norte de los anillos, y desde esta perspectiva, los anillos aparecen debajo del ecuador de Saturno.

Las cámaras de ángulo estrecho (NAC) de la LROC son cámaras de escaneo en línea, lo que supone un reto obtener imágenes de cualquier cosa que no sea la Luna. Fueron diseñadas para adquirir imágenes aprovechando el movimiento de la nave espacial sobre la superficie (LRO viaja a más de 1.600 metros por segundo alrededor la Luna), para construir una imagen línea a línea, con tiempos de exposición muy cortos. Para obtener imágenes del Gigante de los Anillos, la nave espacial movió las NAC hacia Saturno y construyó la imagen simulando el movimiento orbital de tierra. El giro hacia Saturno se consiguió apuntando las NAC a un lado de Saturno y luego al otro lado. La LRO atendió al nuevo objetivo girándose hacia él con una velocidad programada para optimizar la estabilidad y la velocidad de la LRO que resultó en un tiempo de exposición de las NAC, de 3,82 milisegundos. Dado que Saturno es mucho más tenue que la Luna (y Júpiter) y el tiempo de exposición está establecido por la velocidad de rotación, no podemos detectar las lunas de Saturno como lo hicimos con las lunas galileanas, simplemente porque son demasiado tenues.

Afortunadamente, las NAC pueden obtener imágenes de los asombrosos anillos de Saturno, que probablemente solo tengan entre 10 y 100 millones de años, 10 metros de espesor y estén compuestos casi en su totalidad por hielo de agua. Los anillos principales visibles aquí, tienen un diámetro de 270.000 km, aproximadamente el 70% de la distancia promedio entre la Tierra y la Luna.

El LRO es administrado por el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland, para la Science Mission Directorate en la Sede de la NASA en Washington. Lanzado el 18 de junio de 2009, el LRO ha recopilado un tesoro de datos con sus siete poderosos instrumentos, lo que hace una contribución invaluable a nuestro conocimiento sobre la Luna. La NASA regresará a la Luna con colaboradores comerciales e internacionales para expandir la presencia humana en el espacio y traer nuevos conocimientos y oportunidades.

Saturno (ampliado 4 veces) visto desde la Luna. Maniobras como esta requieren una planificación intensa por parte del equipo de operaciones de la misión LRO, en el Goddard Space Flight Center de la NASA, en Greenbelt, Maryland.
Créditos: NASA/GSFC/Arizona State University.

Noticia original (en inglés)

Edición: R. Castro.

Se aproxima el lanzamiento de la misión Demostración del Retransmisor de Comunicaciones Láser (o LCRD por sus siglas en inglés)

Imagen conceptual de la carga útil de Demostración de Retransmisión de Comunicaciones Láser (LCRD) que transmite señales ópticas. Créditos: NASA.
La NASA está invitando al público a participar en actividades y eventos virtuales antes del lanzamiento de la misión de Demostración de Retransmisión de Comunicaciones Láser (LCRD) de la agencia. El lanzamiento está programado para las 4:04 - 6:04 a.m. EST el sábado 4 de diciembre de 2021, a bordo de un cohete United Launch Alliance Atlas V 551, desde el Complejo de Lanzamiento Espacial 41 en la Estación de la Fuerza Espacial de Cabo Cañaveral, Florida.

LCRD mostrará las capacidades únicas de las comunicaciones ópticas para aumentar el ancho de banda para comunicarse en el espacio mientras reduce los requisitos de tamaño, peso y energía. El LCRD volará como una carga útil en el Space Test Program Satellite-6 (STPSat-6), la nave espacial principal de la misión Space Test Program 3 (STP-3) del Departamento de Defensa.

Los miembros del público pueden registrarse para asistir virtualmente al lanzamiento. El programa de invitados virtuales de la NASA para este lanzamiento incluye recursos de lanzamiento seleccionados, miradas entre bastidores a la misión y un sello de pasaporte de invitado virtual después de un lanzamiento exitoso.

La cobertura en vivo y los comentarios de la cuenta regresiva del lanzamiento comenzarán unos 35 minutos antes del lanzamiento y se transmitirán en la Televisión de la NASA y en la web de la agencia, así como en YouTube, Twitter, Facebook, LinkedIn, Twitch, Daily Motion, Theta.TV y la aplicación de la NASA.

La Demostración de Retransmisión de Comunicaciones Láser (LCRD) será el primer sistema de relés láser de extremo a extremo de la NASA, que enviará y recibirá datos a través de láseres infrarrojos invisibles a una velocidad de 1,2 gigabits por segundo desde la órbita geosincrónica a la Tierra. Con velocidades de datos de 10 a 100 veces más altas que los sistemas de radiofrecuencia tradicionales, los sistemas de comunicaciones láser proporcionarán a las misiones futuras capacidades de datos extraordinarias.

Los ingenieros transmitirán datos entre el LCRD y las estaciones terrestres ópticas ubicadas en Table Mountain, California, y Haleakalā, Hawaii, una vez que esté ubicado a más de 35.500 km sobre la Tierra. Los experimentos perfeccionarán el proceso de transmisión, estudiarán diferentes escenarios operativos y perfeccionarán los sistemas de seguimiento. La información y los datos son esenciales para preparar un sistema de comunicaciones láser para una misión operativa porque los ingenieros no pueden replicar las mismas condiciones con pruebas en tierra.

Los miembros del público también pueden compartir el viaje a través de una variedad de actividades, que incluyen:

Pasaporte de lanzamiento virtual: imprime y prepárate para rellenar tu pasaporte virtual. Los sellos se enviarán por correo electrónico después de los lanzamientos a quienes se registren.

Kit de herramientas STEM

Los profesores y los estudiantes pueden explorar el kit de herramientas LCRD STEM. El kit incluye cinco hojas de actividades, cada una diseñada para un rango de nivel de grado objetivo, un modelo de STPSat-6 que los estudiantes y maestros pueden imprimir en 3D, una descripción general de LCRD y varios otros imprimibles. Muchos de los recursos del kit de herramientas también están disponibles en español.

LCRD está dirigido por el Goddard Space Flight Center de la NASA en Greenbelt, Maryland. Los socios incluyen el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA, en el sur de California, y el Laboratorio Lincoln del MIT. LCRD está financiado a través del programa de Misiones de Demostración de Tecnología en la Dirección de Misiones de Tecnología Espacial de la NASA y el programa de Navegación y Comunicaciones Espaciales en la Sede de la NASA.


Noticia original (en inglés).



Edición: C. Gutiérrez.

El rover Perseverance de la NASA captura un desafiante vuelo del Mars Helicopter.

Créditos: NASA.
Imágenes recientemente descargadas de un vuelo de septiembre, han permitido al equipo de imágenes del rover crear un vídeo de un helicóptero que funciona casi a la perfección.

El vídeo del instrumento Mastcam-Z a bordo del rover Perseverance Mars de la NASA, captura una vista de cerca del decimotercer vuelo del helicóptero Ingenuity Mars de la agencia, el 4 de septiembre de 2021. Crédito: NASA/JPL-Caltech/ASU/MSSS.
Las imágenes de vídeo del rover Perseverance Mars de la NASA del 13 ° vuelo del helicóptero Ingenuity Mars el pasado 4 de septiembre, brindan la vista más detallada hasta ahora del helicóptero en acción.

Ingenuity se está preparando actualmente para su vuelo número 16, pero el vuelo 13 de 160,5 segundos se destaca como uno de los más complicados de Ingenuity. Implicaba volar en terrenos variados dentro de la característica geológica "Séítah" y tomar imágenes de un afloramiento desde múltiples ángulos para el equipo del rover. Las imágenes, adquiridas desde una altitud de 8 metros, complementan las recopiladas durante el Vuelo 12, proporcionando información valiosa para los científicos de Perseverance y los conductores de vehículos exploradores.

Capturado por la Mastcam-Z de dos cámaras del rover, un videoclip del vuelo 13 muestra la mayor parte del perfil de vuelo del helicóptero de 1,8 kilogramos. El otro proporciona un primer plano del despegue y el aterrizaje, que se adquirió como parte de una observación científica destinada a medir las columnas de polvo generadas por el helicóptero.

"El valor de Mastcam-Z realmente brilla con estos videoclips", dijo Justin Maki, investigador principal adjunto del instrumento Mastcam-Z en el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA, en el sur de California. “Incluso a 300 metros de distancia, obtenemos un magnífico primer plano del despegue y el aterrizaje a través del 'ojo derecho' de Mastcam-Z. Y aunque el helicóptero es poco más que una mancha en la amplia vista tomada a través del 'ojo izquierdo, "les da a los espectadores una buena idea del tamaño del entorno que está explorando Ingenuity".          


Las imágenes de vídeo del instrumento Mastcam-Z a bordo del rover Perseverance Mars de la NASA brindan una perspectiva general del 13 ° vuelo del helicóptero Ingenuity Mars de la agencia, el 4 de septiembre de 2021. Crédito: NASA/JPL-Caltech/ASU/MSSS.
Durante el despegue, Ingenuity levanta una pequeña columna de polvo que la cámara derecha, u "ojo", captura moviéndose a la derecha del helicóptero durante el ascenso. Después de su ascenso inicial a la altitud máxima planificada de 8 metros, el helicóptero realiza una pequeña pirueta para alinear su cámara a color para la exploración. Luego, Ingenuity se inclina, permitiendo que el empuje de los rotores comience a moverlo horizontalmente a través del fino aire marciano antes de salir de la pantalla. Más tarde, el helicóptero regresa y aterriza cerca de donde despegó. El equipo apuntó a un lugar de aterrizaje diferente, a unos 12 metros del despegue, para evitar una ondulación de arena en la que aterrizó al completar el vuelo 12.

Aunque la vista desde el ojo izquierdo de Mastcam-Z muestra menos del helicóptero y más de Marte que el derecho, el gran angular permite vislumbrar la forma única en que el equipo de Ingenuity programó el vuelo para garantizar el éxito.

"Despegamos del suelo del cráter y volamos sobre una cresta elevada antes de sumergirnos en Séítah", dijo el piloto jefe de Ingenuity Håvard Grip del JPL. “Dado que el filtro de navegación del helicóptero prefiere un terreno plano, programamos en un punto de ruta cerca de la línea de la cresta, donde el helicóptero reduce la velocidad y se desplaza por un momento. Nuestras simulaciones de vuelo indicaron que este pequeño "respiro" ayudaría al helicóptero a seguir su rumbo a pesar de las importantes variaciones del terreno. Hace lo mismo en el camino de regreso. Es increíble poder ver que esto ocurre, y refuerza la precisión de nuestro modelado y nuestra comprensión de cómo operar mejor con Ingenuity ".

La vista de gran angular también muestra cómo Ingenuity mantiene la altitud durante el vuelo. Después de un ascenso inicial a 8 metros de altitud, el altímetro láser del helicóptero observa un cambio en la elevación del terreno debajo, mientras se dirige al noreste hacia la línea de la cresta. Ingenuity se ajusta automáticamente, asciende ligeramente a medida que se acerca a la cresta y luego desciende para permanecer a 8 metros por encima de la superficie ondulada. Una vez que vuela hacia la derecha, fuera de la vista, Ingenuity recopila 10 imágenes del afloramiento rocoso con su cámara a color antes de regresar al encuadre y volver a aterrizar en la ubicación objetivo.

Después del vuelo 13, Ingenuity se quedó en silencio en octubre, junto con las otras naves espaciales en Marte de la NASA, durante la conjunción solar de Marte, cuando el Planeta Rojo y la Tierra están en lados opuestos del Sol, lo que impide la mayoría de las comunicaciones. Después de la conjunción, Ingenuity realizó una breve prueba de vuelo experimental antes de emprender el vuelo 15, que comenzó el viaje de varios vuelos de regreso a las cercanías de "Wright Brothers Field", su punto de partida en abril.

Noticia original (en inglés).


Edición: C. Gutiérrez.

La NASA selecciona máquinas intuitivas para la entrega de una nueva ciencia lunar.

Ilustración del módulo de aterrizaje Intuitive Machines Nova-C para la misión IM-3, que lleva cuatro investigaciones de la NASA a Reiner Gamma. Créditos: Intuitive Machines.
La NASA otorgó a Intuitive Machines de Houston un contrato para entregar investigación -incluidas investigaciones científicas y una demostración de tecnología- a la Luna en 2024. La entrega comercial es parte de la iniciativa Commercial Lunar Payload Services (CLPS) de la NASA y el programa Artemisa.

Las investigaciones a bordo del módulo de aterrizaje Nova-C de Intuitive Machines están destinadas a Reiner Gamma, una de los lugares naturales más distintivos y enigmáticos de la Luna. Conocido como un remolino lunar, Reiner Gamma se encuentra en el borde occidental de la Luna, visto desde la Tierra, y es uno de los remolinos lunares más visibles. Los científicos continúan aprendiendo qué son los remolinos lunares, cómo se forman y su relación con el campo magnético de la Luna.

"Esta entrega a la Luna ayudará a Estados Unidos a expandir nuestras capacidades y aprender más sobre esta interesante región", dijo Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la Dirección de Misiones Científicas de la NASA en Washington. “Observar los remolinos lunares puede darnos información sobre el entorno de radiación de la Luna y quizás cómo mitigar sus efectos. Con más y más demostraciones de ciencia y tecnología en la superficie lunar, podemos ayudar a prepararnos para misiones de astronautas sostenibles a través de Artemisa”.

Intuitive Machines recibirá 77,5 millones de dólares por el contrato y es responsable de los servicios de entrega de extremo a extremo, incluida la integración de la carga útil, la entrega desde la Tierra a la superficie de la Luna y las operaciones de carga útil. Este es la tercera tarea del premio de Intuitive Machines, la primera de las cuales es una entrega a Oceanus Procellarum en la Luna durante el primer trimestre de 2022. Este premio es el séptimo premio de trabajo de entrega en superficie otorgado a un socio de CLPS.

"Estas investigaciones muestran cómo CLPS es capaz de entregar cargas útiles a la superficie lunar que abordarán nuestros principales objetivos científicos para la exploración y el descubrimiento de la Luna", dijo Chris Culbert, gerente de la iniciativa CLPS en el Centro Espacial Johnson de la NASA, en Houston. "Nuestro objetivo es aprender más sobre los remolinos lunares y este manifiesto de carga útil está diseñado para obtener datos exclusivos de la característica geográfica de Reiner Gamma".

Se espera que las cuatro investigaciones que Intuitive Machines entregará a Reiner Gamma tengan una masa de aproximadamente 90 kg e incluyan:

     - Lunar Vertex se encuentra entre las selecciones de cargas útiles e investigaciones de investigación en la superficie de la luna (PRISM) de la NASA. Es una combinación de cargas útiles del módulo de aterrizaje estacionario y un rover que realizará mediciones detalladas del campo magnético, el entorno del plasma y las propiedades del regolito. Los datos del módulo de aterrizaje y el rover aumentarán las observaciones recopiladas en órbita. Combinadas, las observaciones ayudarán a mostrar cómo se forman y evolucionan estos misteriosos remolinos lunares, y cómo se conectan a los campos magnéticos locales en las mismas regiones. Lunar Vertex está financiado a través de la Dirección de Misión Científica de la agencia y está dirigido por el Laboratorio de Física Aplicada Johns Hopkins en Laurel, Maryland.

     - La Exploración Robótica Cooperativa Autónoma Distribuida (CADRE) consiste en robots móviles programados para trabajar como un equipo autónomo para explorar la superficie lunar, recopilar datos y mapear diferentes áreas de la Luna en 3D. CADRE utiliza su unidad de medición inercial, cámaras estéreo y un sensor solar para rastrear la posición de cada robot mientras exploran la superficie lunar. CADRE está financiado por el programa Game Changing Development de la NASA, bajo la Dirección de Misión de Tecnología Espacial de la agencia, y está dirigido por el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA en Pasadena, California.

     - El retrorreflector MoonLIGHT es un retrorreflector láser, que refleja los rayos láser enviados desde la Tierra, directamente de vuelta desde la Luna, a los receptores en la Tierra. Esto permite una medición muy precisa de las distancias entre el reflector y la estación terrestre. Esta técnica se puede utilizar para investigar la relatividad, la dinámica gravitacional del sistema Tierra-Luna y el interior lunar profundo. MoonLIGHT está gestionado por la Agencia Espacial Europea (ESA).

     - Lunar Space Environment Monitor (LUSEM) utiliza un par de aberturas para detectar partículas de alta energía en la superficie lunar. LUSEM monitorizará las variaciones en el entorno espacial cercano a la superficie cuando la Luna esté dentro y fuera de la cola magnética de la Tierra, es decir, el extremo final de los campos magnéticos que rodean nuestro planeta, que puede servir como un amortiguador para la radiación entrante. LUSEM es administrado por el Instituto Coreano de Astronomía y Ciencias Espaciales (KASI) en Corea del Sur.

A medida que la NASA continúa con los planes para múltiples entregas comerciales a la Luna, las cargas útiles futuras que se pueden entregar con CLPS también podrían incluir otros rovers, fuentes de energía y experimentos científicos, incluidas demostraciones de tecnología que luego se incorporarán al programa Artemis.

Para obtener más información sobre CLPS, pinchar aquí.

Noticia original (en inglés).


Edición: C. Gutiérrez.


El gemelo del rover Perceverance de Marte comienza a realizar las pruebas de terreno.





OPTIMISM mejorado: actualizado con nuevas características, que incluyen software de movilidad adicional y la mayor parte del sistema de almacenamiento en caché de muestras, el gemelo del rover Perseverance Mars de la NASA llega al garaje Mars Yard del JPL el 29 de octubre de 2021. Llamado OPTIMISM, el vehículo se usa para pruebas de comandos antes de que se envíen a Marte. Créditos: NASA/JPL-Caltech.
OPTIMISM, el modelo de ingeniería a gran escala del rover Perseverance, comienza una serie de pruebas rigurosas para evaluar el riesgo de posibles peligros al conducir en la superficie del Planeta Rojo.

En un día reciente de noviembre, el rover del tamaño de un automóvil rodó lentamente hacia adelante, luego se detuvo, encaramado en el umbral de un paisaje marciano. Pero este rover, llamado OPTIMISM, no estaba en el Planeta Rojo. Y el paisaje era una maqueta llena de rocas del Marte real: el Mars Yard en el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA en el sur de California.

OPTIMISM, un gemelo del rover Perseverance que está explorando el cráter Jezero en Marte, realizará un trabajo crucial en las próximas semanas: navegar por las pendientes y peligros de Mars Yard, perforar muestras de rocas y almacenar las muestras en tubos de metal, al igual que Perseverance, en Marte, está haciendo su búsqueda de signos de vida microbiana antigua. OPTIMISM, abreviatura de Gemelo Operacional de Perseverance para la Integración de Mecanismos e Instrumentos enviados a Marte, se conoce más genéricamente como un banco de pruebas de sistemas de vehículos y el rover, recientemente actualizado, comienza a probar nuevos equipos por primera vez este mes.
OPTIMISM listo para la prueba: OPTIMISM se enfrenta a la entrada del garaje Mars Yard del JPL poco después de llegar allí el 29 de octubre de 2021. Créditos: NASA/JPL-Caltech.
Las pruebas ayudan a garantizar que el gemelo de OPTIMISM en Marte pueda ejecutar de manera segura los comandos enviados por los controladores en la Tierra. También podrían revelar problemas inesperados que podría encontrar Perseverance.

"El tamaño y la forma de las rocas en el campo visual, ¿se convertirán en obstáculos o no?" dijo Bryan Martin, gerente de software de vuelo y bancos de pruebas en JPL. “Probamos mucho de eso, averiguamos qué tipo de cosas evitar. Lo que hemos atravesado con seguridad por aquí, ha informado a los conductores del rover en la planificación de sus travesías en Marte. Hemos realizado tantas pruebas sobre el terreno que podemos estar seguros de ello. Funciona."

Aproximadamente del tamaño de una cancha de tenis de dobles y el doble de ancho, el Mars Yard ha servido como campo de pruebas para muchos rover gemelos completamente diseñados, desde el modelo de ingeniería del primer y diminuto Sojourner que aterrizó en Marte en 1997 hasta el Misiones Spirit y Opportunity que comenzaron en 2004, a los rovers Curiosity y Perseverance que exploran Marte hoy.

En cada caso, un rover doble ha escalado pendientes, esquivado obstáculos o ayudado a los planificadores del rover a descubrir nuevos caminos en el parche simulado de Marte. OPTIMISM se implementó por primera vez en Mars Yard en septiembre de 2020, cuando realizó pruebas de movilidad.
OPTIMISM de “servicio pesado”: el 29 de octubre de 2021, un vehículo de servicio pesado transporta el modelo de ingeniería del rover Perseverance, llamado OPTIMISM, desde un laboratorio de pruebas al garaje Mars Yard en JPL. Créditos: NASA/JPL-Caltech.
Pero recientemente recibió algunas actualizaciones clave para combinar las funciones disponibles en Perseverance, incluido el software de movilidad adicional y la mayor parte del sistema de almacenamiento en caché de muestras, exquisitamente complejo. Y aunque el equipo ya ha realizado pruebas con el taladro de perforación al final del brazo robótico de OPTIMISM, probarán el conjunto de almacenamiento en caché adaptable recién instalado por primera vez en Mars Yard. Perseverance es responsable de almacenar muestras de rocas y sedimentos. Algunas o todas estas muestras iniciales podrían estar entre las devueltas a la Tierra por una misión futura.

“Ahora podemos hacerlo de punta a punta en el banco de pruebas”, dijo el líder de ingeniería de sistemas Vehicle System Ted Bed, José G. Trujillo-Rojas. "Perforamos en la roca, recolectamos la muestra del núcleo, y ahora tenemos el mecanismo responsable de almacenar esa muestra en el cilindro".

Y si surgen problemas en Perseverance en Marte, OPTIMISM puede usarse como una plataforma para descubrir qué salió mal y también cómo solucionarlo.

Gemelos gemelos

En este día de noviembre, un vehículo pesado transportó OPTIMISM desde un laboratorio de pruebas del JPL al garaje Mars Yard. Recientemente expandida, la estructura también brinda refugio a una de las contrapartes terrestres de Curiosity: MAGGIE, o Mars Automated Giant Gizmo for Integrated Engineering. Un segundo doble de Curiosity, una versión esquelética llamada "Espantapájaros" que carece de un cerebro de ordenador, se encuentra en un cobertizo separado en el Mars Yard.

MAGGIE se uniría a OPTIMISM en el garaje Mars Yard en los próximos días. Pero, por ahora, el equipo del banco de pruebas se centró en OPTIMISM. "5 metros en recto hacia adelante, ¿listo?" Leann Bowen, un ingeniero del banco de pruebas, llamó desde una consola deordenador dentro del garaje. “Está bien, tráela a casa, Leann”, dijo Trujillo-Rojas.

Con un chirrido de motores eléctricos, OPTIMISM avanzó sobre sus seis ruedas de metal, deteniéndose justo en la marca en el suelo de cemento del garaje, mientras los miembros del equipo del banco de pruebas miraban con sus batas blancas de laboratorio. A través de una puerta abierta de par en par delante del rover, el Mars Yard llamó.
Los gemelos de los rover gemelos: los modelos de ingeniería del rover Curiosity (primer plano) y el rover Perseverance comparten espacio en el garaje del Mars Yard de JPL. Créditos: NASA / JPL-Caltech.
Perforar muestras de núcleos de rocas terrestres en Mars Yard y sellarlas en tubos de metal no es tan sencillo como podría parecer. El equipo de Marte de JPL proporciona una variedad de tipos de rocas para que OPTIMISM pueda perforar, ya que la naturaleza exacta de la roca con la que se encontrará Perseverance a menudo no se puede conocer de antemano. El terreno también es una variable: una prueba anterior con el brazo robótico implicó aparcar el rover en una pendiente y luego ordenarle que perforara.

“Existía la posibilidad de que el rover se resbalara”, dijo Trujillo-Rojas. “Queríamos probar eso primero aquí en la Tierra antes de enviar instrucciones al rover en Marte. Eso fue aterrador, porque puedes imaginar que si perforas de esta manera, y el rover se desliza ligeramente hacia atrás, el taladro podría haberse atascado ".

OPTIMISM perforó el núcleo con éxito, lo que sugiere que Perseverance también podría llevar a cabo la perforación en una pendiente si fuera necesario.

Prueba de conducción

Con viajes más largos en el futuro cercano de Perseverance, otro trabajo para el gemelo con destino a la Tierra implicará presentar nuevos desafíos al sistema de navegación autónomo del rover, o AutoNav. Perseverance usa un poderoso ordenador para hacer mapas en 3D usando imágenes móviles del terreno por delante, y usa esos mapas para planificar su viaje con una mínima asistencia humana.

En las pruebas de Mars Yard, el vehículo gemelo puede hacer una pausa mientras "piensa" en varias opciones posibles, o incluso decide, inesperadamente, evitar los obstáculos por completo y simplemente dar la vuelta.

"Al ver el rover moverse de forma autónoma en el Mars Yard, uno tiene la sensación de estar conectado al rover en Marte", dijo. "Te da esa conexión visual".

Por supuesto, OPTIMISM y su equipo humano deben lidiar con factores ambientales muy diferentes a los que encuentra Perseverance, que está construido para temperaturas bajo cero y radiación intensa. La gravedad más fuerte de la Tierra requería que las ruedas de metal de OPTIMISM fueran más gruesas que las de su contraparte marciana. Y sus componentes electrónicos, a veces, deben enfriarse para evitar daños por las temperaturas de verano del sur de California, lo opuesto al problema causado por el frío profundo en Marte.

"En Marte, tratamos de mantener el rover caliente", dijo Trujillo-Rojas. "Aquí, estamos tratando de mantener la calma".

Ciervos, gatos monteses, tarántulas, incluso serpientes ocasionales, encuentran su camino hacia Mars Yard. Los incendios forestales en la región pueden llenar el aire de humo. Y los horarios de pruebas y dotación de personal tuvieron que lidiar con COVID-19.

"Hemos pasado por muchos desafíos con este rover", dijo. “Tan pronto como íbamos a empezar a construirlo, con la integración práctica, ocurrió la pandemia. Y luego tuvimos lluvias y mucho fuego. ¡Tuvimos que dejar el laboratorio lleno de humo! "

Ahora, un OPTIMISM renovado está listo para volver al trabajo.

"Es un gran hito para nuestro equipo", dijo Trujillo-Rojas.

Más sobre la misión

Un objetivo clave de la misión Perseverance en Marte es la astrobiología, incluida la búsqueda de signos de vida microbiana antigua. El rover caracterizará la geología del planeta y el clima pasado, allanará el camino para la exploración humana del Planeta Rojo y será la primera misión en recolectar y almacenar rocas y regolitos marcianos (rocas y polvo rotos).

Las misiones posteriores de la NASA, en cooperación con la ESA (Agencia Espacial Europea), enviarían naves espaciales a Marte para recolectar estas muestras selladas de la superficie y devolverlas a la Tierra para un análisis en profundidad.

La misión Mars 2020 es parte del enfoque de exploración de la Luna a Marte de la NASA, que incluye misiones de Artemisa a la Luna que ayudarán a prepararse para la exploración humana del Planeta Rojo.

JPL, que es administrado por la NASA por Caltech en Pasadena, California, construyó y administra las operaciones del rover Perseverance.


Noticia original (en inglés).


Edición: C. Gutiérrez.






Cómo el rover Curiosity de la NASA está haciendo que Marte sea más seguro para los astronautas.

El rover Curiosity de la NASA usó su Mast Camera, o Mastcam, para capturar esta imagen de un afloramiento con rocas finamente estratificadas dentro de la región de Murray Battles en la parte inferior del Monte Sharp el 8 de septiembre de 2016. Créditos: NASA/JPL-Caltech/MSSS.
Un sensor de radiación a bordo de la nave espacial está proporcionando nuevos datos sobre los riesgos para la salud que los humanos enfrentarían en la superficie de Marte.

¿Podrían los tubos de lava, las cuevas o los hábitats subterráneos ofrecer un refugio seguro para los futuros astronautas en Marte? Los científicos del equipo del rover Curiosity de la NASA están ayudando a explorar preguntas como esa con el Detector de Evaluación de Radiación, o RAD por sus siglas en inglés.

A diferencia de la Tierra, Marte no tiene un campo magnético que lo proteja de las partículas de alta energía que hay en el espacio. Esa radiación puede causar estragos en la salud humana y también puede comprometer seriamente los sistemas de soporte vital de los que dependerán los astronautas en Marte.

Con base en los datos del RAD de Curiosity, los investigadores están descubriendo que el uso de materiales naturales como la roca y los sedimentos en Marte podría ofrecer cierta protección contra esta radiación espacial siempre presente. En un artículo publicado este verano en JGR Planets, detallaron cómo Curiosity permaneció estacionado contra un acantilado en un lugar llamado "Murray Buttes" del 9 al 21 de septiembre de 2016.

Mientras estuvo allí, RAD midió una disminución del 4% en la radiación general. Más significativamente, el instrumento detectó una disminución del 7.5% en la radiación de partículas neutras, incluidos los neutrones que pueden penetrar la roca y son especialmente dañinos para la salud humana. Estos números son estadísticamente lo suficientemente altos como para mostrar que se debió a la ubicación de Curiosity al pie del acantilado, y no a los cambios normales en la radiación de fondo.

"Hemos estado esperando durante mucho tiempo las condiciones adecuadas para obtener estos resultados, que son fundamentales para garantizar la precisión de nuestros modelos informáticos", dijo Bent Ehresmann, del Southwest Research Institute, autor principal del artículo. “En Murray Buttes, finalmente tuvimos estas condiciones y los datos para analizar este efecto. Ahora estamos buscando otras ubicaciones donde RAD pueda repetir este tipo de mediciones ".

Un puesto avanzado de meteorología espacial en Marte

La mayor parte de la radiación medida por RAD proviene de los rayos cósmicos galácticos: partículas expulsadas por la explosión de estrellas y enviadas de un lado a otro por todo el universo. Esto forma una alfombra de "radiación de fondo" que puede representar riesgos para la salud de los seres humanos.

La radiación mucho más intensa proviene, esporádicamente, del Sol en forma de tormentas solares que arrojan arcos masivos de gas ionizado al espacio interplanetario.

"Estas estructuras se retuercen en el espacio, a veces formando tubos de flujo complejos en forma de croissant más grandes que la Tierra, generando ondas de choque que pueden energizar partículas de manera eficiente", dijo Jingnan Guo, quien dirigió un estudio, publicado en septiembre en The Astronomy and Astrophysics Review, que analiza nueve años de datos RAD mientras estaba en la Universidad Christian Albrecht, de Alemania.

“Los rayos cósmicos, la radiación solar, las tormentas solares, son todos componentes del clima espacial y RAD es, efectivamente, un puesto avanzado del clima espacial en la superficie de Marte”, dice Don Hassler del Southwest Research Institute, investigador principal del instrumento RAD.

Las tormentas solares ocurren con una frecuencia variable, basada en ciclos de 11 años, con ciertos ciclos que soportan tormentas más frecuentes y energéticas que otros. Contrariamente a la intuición, los períodos en los que la actividad solar está en su punto más alto, pueden ser el momento más seguro para los futuros astronautas en Marte: el aumento de la actividad solar protege al planeta rojo de los rayos cósmicos entre un 30 y un 50%, en comparación con los períodos en los que la actividad solar es menor. 

"Es una compensación", dijo Guo. “Estos períodos de alta intensidad reducen una fuente de radiación: la omnipresente radiación de fondo de rayos cósmicos de alta energía alrededor de Marte. Pero, al mismo tiempo, los astronautas tendrán que lidiar con la radiación intermitente y más intensa de las tormentas solares ".

"Las observaciones de RAD son clave para desarrollar la capacidad de predecir y medir el clima espacial, la influencia del Sol en la Tierra y otros cuerpos del sistema solar", dijo Jim Spann, líder de clima espacial de la División de Heliofísica de la NASA. “Mientras la NASA planea viajes humanos a Marte, RAD sirve como un puesto de avanzadilla y parte del Observatorio del Sistema Heliofísico, una flota de 27 misiones que investiga el Sol y su influencia en el espacio, cuya investigación apoya nuestra comprensión y exploración del espacio. "

La parte superior del detector de evaluación de radiación se puede ver en la cubierta del rover Curiosity de la NASA. Crédito: NASA / JPL-Caltech/MSSS
RAD ha medido el impacto de más de una docena de tormentas solares hasta la fecha (cinco mientras viajaba a Marte en 2012), aunque estos últimos nueve años han marcado un período especialmente débil de actividad solar.

Los científicos están comenzando a ver un aumento de la actividad a medida que el Sol sale de su letargo y se vuelve más activo. De hecho, RAD observó evidencia de la primera erupción de clase X del nuevo ciclo solar el 28 de octubre de 2021. Las erupciones de clase X son la categoría más intensa de erupciones solares, la más grande de las cuales puede provocar cortes de energía y cortes de comunicaciones en la Tierra.

“Este es un momento emocionante para nosotros, porque uno de los objetivos importantes de RAD es caracterizar los extremos del clima espacial. Los eventos como las erupciones solares y las tormentas son un tipo de clima espacial que ocurre con mayor frecuencia durante el aumento de la actividad solar, el momento en el que nos acercamos ”, dijo Ehresmann. Se necesitan más observaciones para evaluar cuán peligrosa sería una tormenta solar realmente poderosa para los humanos en la superficie marciana.

Los hallazgos de RAD se incorporarán a un conjunto de datos mucho mayor que se recopilará para futuras misiones tripuladas. De hecho, la NASA incluso equipó al rover Perseverance con muestras de materiales de trajes espaciales para evaluar cómo resisten la radiación a lo largo del tiempo.

Noticia original (en inglés).


Edición: C. Gutiérrez.

HiRISE detecta la boca de un tubo de lava marciano.

Créditos: NASA/JPL-Caltech/Universidad de Arizona.

Este cráter fue creado por un tubo de lava vacío en la región de Arsia Mons de Marte. La imagen fue capturada por el Mars Reconnaissance Orbiter de la NASA el 16 de agosto de 2020, utilizando la cámara HiRISE (Experimento Científico de Imágenes de Alta Resolución) del orbitador. El pozo del cráter tiene unos 50 metros de ancho, por lo que es probable que el tubo subterráneo también sea al menos así de grande, mucho más grande que cuevas similares en la Tierra. HiRISE pasó sobre Marte a última hora de la tarde, cuando el interior del pozo estaba oscurecido por largas sombras.

La Universidad de Arizona, en Tucson, opera HiRISE, que fue construida por Ball Aerospace & Technologies Corp., en Boulder, Colorado. El Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA, una división de Caltech en Pasadena, California, administra el Proyecto del Orbitador de Reconocimiento de Marte para la Dirección de Misiones Científicas de la NASA, Washington.

Noticia original (en inglés).


Edición: C. Gutiérrez.