Conectado el segundo motor RS-25 al cohete lunar de la NASA.







Crédito de la imagen: NASA/Eric Bordelon

El segundo motor RS-25 se ha conectado a la etapa central del cohete SLS de la NASA para las misiones Artemisa de la agencia. Los ingenieros y técnicos en las Instalaciones de Ensamblaje de Michoud de la NASA en Nueva Orleans, conectaron el segundo de los cuatro motores al cohete lunar y actualmente están integrando los sistemas eléctricos y de propulsión dentro de la estructura para completar la instalación. La integración de los motores RS-25 a la estructura de la etapa central es un proceso colaborativo para la NASA y sus socios Boeing, el contratista principal de la etapa central, y Aerojet Rocketdyne, el contratista principal de los motores RS-25.

Los cuatro motores RS-25 para Artemisa I son hardware de vuelo heredado y modificado del Programa del Transbordador Espacial, lo que garantiza un alto rendimiento y fiabilidad para impulsar las misiones lunares de la próxima generación de la NASA.

Cada motor tiene un número de identificación especial, y la NASA mantiene un historial de los motores que se utilizan en cada misión. El segundo motor, el Motor 2045, ha volado en varias misiones de los transbordadores, incluida la misión que devolvió al astronauta de la NASA John Glenn del espacio en 1998, así como el primer y único lanzamiento del transbordador que tuvo lugar el Día de la Independencia en 2006.

La NASA está trabajando para enviar a la primera mujer y el próximo hombre a la Luna en 2024.

SLS es parte de la columna vertebral de la NASA para la exploración del espacio profundo, junto con Orión y la estación espacial Gateway, que permanecerá en órbita alrededor de la Luna. SLS es el único cohete que puede enviar a Orión, astronautas y suministros a la Luna en una sola misión.