NASA y SpaceX lanzan DART: la primera misión de prueba para defender el planeta Tierra

Double Asteroid Redirection Test (DART) de la NASA, la primera misión a gran escala del mundo para probar tecnología para defender la Tierra contra posibles peligros de asteroides o cometas, se lanzó en un cohete SpaceX Falcon 9 desde el Complejo de Lanzamiento Espacial 4 Este en la Base de Fuerza Espacial Vandenberg, en California.

Solo una parte de DART, de la NASA (construido y administrado por el Laboratorio de Física Aplicada (APL) de Johns Hopkins en Laurel, Maryland) impactará en un asteroide conocido, que no es una amenaza para la Tierra. Su objetivo es cambiar ligeramente el movimiento del asteroide de una manera que se pueda medir con precisión utilizando telescopios terrestres.

DART mostrará cómo una nave espacial puede navegar de forma autónoma hacia un asteroide objetivo y colisionar intencionalmente con él, un método de deflexión llamado impacto cinético. La prueba proporcionará datos importantes para prepararse en el caso de que un asteroide representase un peligro de impacto para la Tierra, si alguna vez se descubriese. LICIACube, un CubeSat que viaja con DART, proporcionado por la Agencia Espacial Italiana (ASI), se lanzará antes del impacto de DART para capturar imágenes del impacto y la nube resultante de materia expulsada. Aproximadamente cuatro años después del impacto de DART, el proyecto Hera de la ESA (Agencia Espacial Europea), llevará a cabo estudios detallados de ambos asteroides, con especial atención al cráter dejado por la colisión de DART y una determinación precisa de la masa de Dimorphos.

“DART está convirtiendo la ciencia ficción en hechos científicos y es un testimonio de la proactividad y la innovación de la NASA para el beneficio de todos”, dijo el administrador de la NASA, Bill Nelson. “Además de todas las formas en que la NASA estudia nuestro universo y nuestro planeta de origen, también estamos trabajando para proteger este hogar, y esta prueba ayudará a demostrar una forma viable de proteger nuestro planeta de un asteroide peligroso, si alguna vez se descubriera que se dirige hacia la Tierra”.

A las 2:17 a.m., DART se separó de la segunda etapa del cohete. Minutos después, los operadores de la misión recibieron los primeros datos de telemetría de la nave espacial y comenzaron el proceso de orientar la nave espacial a una posición segura para desplegar sus paneles solares. Aproximadamente dos horas después, la nave espacial completó el despliegue exitoso de sus dos paneles solares de 8,5 metros de largo. Alimentarán a la nave espacial y al propulsor de xenón evolutivo de la NASA, un motor de iones comercial, una de las varias tecnologías que se están probando en DART para su futura aplicación en misiones espaciales.

“En esencia, DART es una misión de preparación y también es una misión de unidad”, dijo Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la Science Mission Directorate en la Sede de la NASA en Washington. “Esta colaboración internacional involucra a DART, LICIACube de ASI, y los equipos científicos y de investigación de Hera, de la ESA, que darán seguimiento a esta revolucionaria misión espacial”.

El viaje de DART se dirige al sistema de asteroides Didymos, que comprende un par de asteroides. El objetivo de DART es la pequeña luna, Dimorphos, que tiene aproximadamente 160 metros de diámetro. La luna orbita a Didymos, que tiene aproximadamente 780 metros de diámetro.

Dado que Dimorphos orbita a Didymos a una velocidad mucho más lenta que el conjunto en su órbita al Sol, el resultado del impacto cinético de DART dentro del sistema binario se puede medir mucho más fácilmente que si fuese un cambio en la órbita de un solo asteroide alrededor del Sol.

“Aún no hemos encontrado ninguna amenaza significativa de impacto de asteroide en la Tierra, pero continuamos buscando esa considerable población, que sabemos que aún está por encontrar. Nuestro objetivo es encontrar cualquier amenaza de impacto posible, con años o décadas de anticipación, para que pueda ser desviado con una capacidad como DART, que es la posible con la tecnología que tenemos actualmente”, dijo Lindley Johnson, oficial de defensa planetaria en la Sede de la NASA. “DART es un aspecto del trabajo de la NASA para preparar la Tierra en el caso de que alguna vez nos enfrentemos a un asteroide peligroso. Junto con esta prueba, estamos preparando la Near-Earth Object Surveyor Mission, un telescopio infrarrojo espacial programado para su lanzamiento a finales de esta década y diseñado para aumentar nuestra capacidad de descubrir y caracterizar los asteroides y cometas potencialmente peligrosos, que se encuentran dentro de los 50 millones de kilómetros de la órbita de la Tierra”.

La nave espacial interceptará el sistema Didymos entre el 26 de septiembre y el 1 de octubre de 2022, chocando intencionalmente con Dimorphos a aproximadamente 6 kilómetros por segundo. Los científicos estiman que el impacto cinético acortará la órbita de Dimorphos alrededor de Didymos en varios minutos. Los investigadores medirán con precisión ese cambio utilizando telescopios en la Tierra. Sus resultados validarán y mejorarán los modelos informáticos científicos críticos para predecir la efectividad del impacto cinético, como un método confiable para la desviación de asteroides.

“Es una sensación indescriptible ver algo en lo que has estado involucrado desde que la etapa de ‘palabras en papel’ se vuelve real y se lanza al espacio”, dijo Andy Cheng, uno de los líderes de investigación de DART en Johns Hopkins APL y la persona tuvo la idea de DART. “Este es solo el final del primer acto, y los equipos de investigación e ingeniería de DART, tienen mucho trabajo que hacer durante el próximo año preparándose para el evento principal: el impacto cinético de DART en Dimorphos. ¡Pero esta noche celebramos!”

El único instrumento de DART, la cámara de reconocimiento y asteroides Didymos para navegación óptica (DRACO), se encenderá dentro de una semana y proporcionará las primeras imágenes de la nave espacial. DART continuará viajando justo fuera de la órbita de la Tierra alrededor del Sol, durante los próximos 10 meses hasta que Didymos y Dimorphos estén relativamente cerca de 11 millones de kilómetros de la Tierra.

Un sofisticado sistema de guía, navegación y control, que trabaja junto con algoritmos llamados Navegación autónoma en tiempo real de maniobras de cuerpos pequeños (SMART Nav), permitirá a la nave espacial DART identificar y distinguir entre los dos asteroides. Luego, el sistema dirigirá a la nave espacial hacia Dimorphos. Todo este proceso ocurrirá aproximadamente una hora después del impacto.

Johns Hopkins APL gestiona la misión DART para la Planetary Defense Coordination Office de la NASA como un proyecto de la Planetary Missions Program Office de la agencia. La NASA brinda apoyo para la misión desde varios centros, incluido el Jet Propulsion Laboratory en el sur de California; el Goddard Space Flight Center en Greenbelt, Maryland; el Johnson Space Center en Houston; el Glenn Research Center, en Cleveland, y el Langley Research Center, en Hampton, Virginia. El lanzamiento fue administrado por el Launch Services Program, de la agencia en Florida. SpaceX es el proveedor de servicios de lanzamiento para la misión DART.

Noticia original (en inglés)

Edición: R. Castro.