HiRISE detecta la boca de un tubo de lava marciano.

Créditos: NASA/JPL-Caltech/Universidad de Arizona.

Este cráter fue creado por un tubo de lava vacío en la región de Arsia Mons de Marte. La imagen fue capturada por el Mars Reconnaissance Orbiter de la NASA el 16 de agosto de 2020, utilizando la cámara HiRISE (Experimento Científico de Imágenes de Alta Resolución) del orbitador. El pozo del cráter tiene unos 50 metros de ancho, por lo que es probable que el tubo subterráneo también sea al menos así de grande, mucho más grande que cuevas similares en la Tierra. HiRISE pasó sobre Marte a última hora de la tarde, cuando el interior del pozo estaba oscurecido por largas sombras.

La Universidad de Arizona, en Tucson, opera HiRISE, que fue construida por Ball Aerospace & Technologies Corp., en Boulder, Colorado. El Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA, una división de Caltech en Pasadena, California, administra el Proyecto del Orbitador de Reconocimiento de Marte para la Dirección de Misiones Científicas de la NASA, Washington.

Noticia original (en inglés).


Edición: C. Gutiérrez.