El Hubble captura los restos destrozados de una explosión cósmica

Estas cintas cósmicas de gas son el resultado de una titánica explosión estelar, llamada supernova. Se cree que DEM L249, es el remanente de una supernova de Tipo Ia, la muerte de una estrella enana blanca. Las estrellas enanas blancas suelen ser estables, pero en un sistema binario (en el que hay dos estrellas orbitando entre sí) una enana blanca puede extraer gravitacionalmente tanta materia de su compañera, que alcanza una masa crítica y explota.

DEM L249, ubicado en la Gran Nube de Magallanes, es un remanente de supernova inusual. Los astrónomos que utilizaron el Observatorio de rayos X Chandra de la NASA y el XMM-Newton de la Agencia Espacial Europea, encontraron que su gas estaba más caliente y emitía más en rayos X que el remanente de una supernova típica de Tipo Ia. Los astrónomos sospechan que la estrella enana blanca de DEM L249 fue más masiva de lo esperado (las estrellas más pesadas expulsan más gas), lo que también significa que habría muerto antes en su ciclo de vida. El Hubble tomó esta imagen mientras buscaba compañeros supervivientes de estrellas enanas blancas que se convirtieron en supernovas en la Gran Nube de Magallanes.

Noticia original (en inglés)

Edición: R. Castro.