Una misteriosa “Superburbuja” ahueca una nebulosa, según muestra una nueva imagen del Hubble

N44 es una compleja nebulosa llena de gas hidrógeno brillante, líneas oscuras de polvo, estrellas masivas y muchas poblaciones de estrellas de diferentes edades. Sin embargo, una de sus características más distintivas es el hueco oscuro llamado “superburbuja”, visible en esta imagen del Telescopio Espacial Hubble, en la región central superior.

El hueco tiene unos 250 años luz de ancho y su presencia sigue siendo un misterio. Los vientos estelares expulsados ​​por estrellas masivas del interior de la burbuja, pueden haber alejado el gas, pero esto es inconsistente en relación a las velocidades del viento medidas en la burbuja. Otra posibilidad, dado que la nebulosa está llena de estrellas masivas que expirarían en explosiones titánicas, es que las capas en expansión de viejas supernovas esculpieran la caueva cósmica.

Los astrónomos han encontrado un remanente de supernova en las cercanías de la superburbuja y han identificado una diferencia de edad de aproximadamente 5 millones de años entre las estrellas, dentro y en el borde de la superburbuja, lo que indica múltiples eventos de formación estelar de reacción en cadena. El área azul profundo a las 5 en punto alrededor de la superburbuja, es una de las regiones más calientes de la nebulosa y el área de formación estelar más intensa.

N44 es una nebulosa de emisión, lo que significa que su gas ha sido energizado o ionizado por la radiación de estrellas cercanas. A medida que el gas ionizado comienza a enfriarse desde su estado de mayor a un estado de menor energía, emite energía en forma de luz, lo que hace que la nebulosa brille. Está ubicada en la Gran Nube de Magallanes y abarca unos 1.000 años luz. Se encuentra a 170.000 años luz de distancia de la Tierra.

Noticia original (en inglés)

Edición: R. Castro.