Una región de formación de estrellas “detectada por Spitzer de la NASA, deja volar la imaginación

Al igual que las nubes en la Tierra, las nubes de gas y polvo en el espacio a veces pueden parecerse a objetos familiares o incluso a criaturas populares de películas.

¿Ves un monstruo en esta imagen? ¿Los puntos brillantes cerca de la parte superior de la imagen se parecen a los ojos penetrantes y al hocico alargado de Godzilla?

El telescopio espacial Spitzer de la NASA tomó imágenes de esta nube de gas y polvo. Los colores representan diferentes longitudes de onda de luz infrarroja y pueden revelar características tales como lugares donde la radiación de las estrellas había calentado el material circundante. Cualquier parecido con Godzilla es puramente imaginario.
Créditos: NASA/JPL-Caltech.

En realidad, esta colorida imagen muestra una nebulosa, una nube de gas y polvo en el espacio, capturada por el telescopio espacial Spitzer de la NASA. Durante miles de millones de años, se han formado innumerables estrellas con ese material allí. Durante su vida, la radiación que liberan afecta al gas y polvo, remodelando la nube. También ocurren cambios importantes cuando las estrellas masivas mueren y explotan, convirtiéndose en supernovas. Cuando se observa con luz visible, el tipo de radiación que ojos humanos que pueden detectar, esta región está casi completamente oscurecida por nubes de polvo. Pero la luz infrarroja (longitudes de onda más largas de lo que nuestros ojos pueden percibir) puede penetrar las nubes, revelando regiones ocultas como esta.

Se utilizan cuatro colores (azul, cian, verde y rojo) para representar diferentes longitudes de onda de luz infrarroja; el amarillo y el blanco son combinaciones de esas longitudes de onda. El azul y el cian representan longitudes de onda emitidas principalmente por estrellas; el polvo y las moléculas orgánicas, llamadas hidrocarburos, aparecen de color verde; y el polvo caliente que ha sido calentado por estrellas o supernovas, aparece rojo.

Esta imagen fue procesada por el astrónomo de Caltech, Robert Hurt, responsable de la gran mayoría de las imágenes públicas creadas a partir de datos de Spitzer, desde el lanzamiento del observatorio en 2003. Hurt es también quien “vio” a Godzilla en la imagen.

“No estaba buscando monstruos”, dijo. “Por casualidad, miré una región del cielo que había examinado muchas veces antes, pero nunca me había acercado. A veces, con solo recortar un área de manera diferente, resalta algo que no veía antes. Fueron los ojos y la boca los que me rugieron ‘Godzilla’ “.

Hurt no es el único que tiende a ver objetos ligados a la Tierra en imágenes del cosmos. Pareidolia es el nombre científico de la tendencia humana a percibir una imagen específica, a menudo significativa, en un patrón visual aleatorio o ambiguo. Otros científicos han imaginado una araña viuda negra, una Jack-o-Lantern, una serpiente, un cerebro humano abierto y la nave espacial Enterprise, entre otras cosas, en las imágenes de Spitzer.

El telescopio espacial Spitzer se retiró en enero de 2020 pero los científicos continúan extrayendo su enorme conjunto de datos en busca de nueva información sobre el universo. La misión estaba gestionada por el Jet Propulsion Laboratory de la NASA en el sur de California. Hurt sigue buscando imágenes atractivas.

“Es una de las formas en que queremos que la gente se conecte con el increíble trabajo que hizo Spitzer”, dijo. “Busco áreas atractivas que realmente puedan contar una historia. A veces es una historia sobre cómo se forman las estrellas y los planetas, y a veces se trata de un monstruo gigante que arrasa Tokio”.

La nebulosa similar a Godzilla se encuentra en la constelación de Sagitario, a lo largo del plano de la Vía Láctea, que formaba parte del estudio GLIMPSE de Spitzer (abreviatura de Galactic Legacy Infrared Mid-Plane Survey Extraordinaire). Las estrellas en la parte superior derecha (donde estarían los ojos y el hocico de este Godzilla cósmico) están a una distancia desconocida de la Tierra, pero dentro de nuestra galaxia. Situada a unos 7.800 años luz de la Tierra, la región brillante en la parte inferior izquierda (mano derecha de Godzilla) se conoce como W33.

¿No estás convencido de que esta gran región de formación de estrellas se parezca a Godzilla? Puedes dibujar tu propia criatura cósmica con la aplicación web Spitzer Artistronomy. Este mes se han agregado nuevas nebulosas, incluida esta, a la aplicación. La aplicación cuenta con herramientas de dibujo e imágenes de nueve nebulosas capturadas por Spitzer, para que los usuarios puedan ilustrar sus propias visiones de objetos cósmicos. La visión infrarroja del universo de Spitzer lo hizo particularmente apto para encontrar nebulosas que eran demasiado frías para irradiar luz visible, o aquellas que estaban ocultas detrás de las nubes de polvo.

Todo el cuerpo de datos científicos recopilados por Spitzer está disponible para el público a través del archivo de datos de Spitzer, ubicado en el Archivo de Ciencia Infrarroja en IPAC en Caltech en Pasadena, California. JPL, una división de Caltech, gestionó las operaciones de la misión Spitzer para la Science Mission Directorate de la NASA, en Washington. Las operaciones científicas se llevaron a cabo en el Centro de Ciencias de Spitzer, en IPAC, en Caltech. Las operaciones de la nave espacial se basaron en Lockheed Martin Space en Littleton, Colorado.

Noticia original (en inglés)

Edición: R. Castro.