Los sonidos de Marte capturados por el Perseverance Rover de la NASA

Dos micrófonos a bordo de la nave espacial de seis ruedas, añaden una nueva dimensión a la forma en que los científicos e ingenieros exploran el Planeta Rojo.

Gracias a dos micrófonos a bordo del rover Perseverance de la NASA, la misión ha registrado casi cinco horas de ráfagas de viento marciano, las ruedas del rover crujiendo sobre la grava y los motores zumbando mientras la nave espacial mueve su brazo. Estos sonidos permiten a los científicos e ingenieros experimentar el Planeta Rojo de nuevas formas, y está disponible para que todos los podamos escuchar.

“Es como si estuvieras realmente allí”, dijo Baptiste Chide, un científico planetario que estudia los datos de los micrófonos en L’Institut de Recherche en Astrophysique et Planétologie en Francia. “Los sonidos marcianos tienen fuertes vibraciones de graves, por lo que cuando te pones los auriculares, realmente puedes sentirlo. Creo que los micrófonos serán un activo importante para los futuros estudios científicos de Marte y del sistema solar”.

Estos micrófonos de calidad comercial son similares a uno en el chasis del rover Perseverance Mars de la NASA.
Créditos: Cortesía de DPA.

Perseverance es la primera nave espacial en grabar el sonido del Planeta Rojo utilizando micrófonos dedicados, ambos dispositivos disponibles comercialmente. Uno de ellos está ubicado en el costado del chasis del rover. El segundo micrófono se encuentra en el mástil de Perseverance, como complemento a las investigaciones del instrumento láser SuperCam de las rocas y la atmósfera.

El rover Perseverance Mars de la NASA lleva dos micrófonos que graban directamente los sonidos en el Planeta Rojo, incluido el sonido del helicóptero Ingenuity y el del propio rover en funcionamiento. Por primera vez, estas grabaciones de audio ofrecen una nueva forma de experimentar el planeta.
Créditos: NASA/JPL-Caltech.

El cuerpo del micrófono fue proporcionado por el Jet Propulsion Laboratory de la NASA en el sur de California, mientras que el instrumento SuperCam y su micrófono fueron proporcionados por el Laboratorio Nacional de Los Alamos (LANL) en Nuevo México y un consorcio de laboratorios de investigación franceses bajo los auspicios del Centro Nacional d ‘Etudes Spatiales (CNES).

La era de los micrófonos espaciales

SuperCam estudia las rocas y el suelo mediante un láser y luego analiza el vapor resultante con una cámara. Debido a que el láser pulsa hasta cientos de veces por cada objetivo, las oportunidades para capturar el sonido de esos zaps se suman rápidamente: el micrófono ya ha registrado más de 25.000 disparos láser.

Algunas de esas grabaciones están mostrando a los científicos los cambios en la atmósfera del planeta. Después de todo, el sonido viaja a través de vibraciones en el aire. Desde su posición en el mástil de Perseverance, el micrófono SuperCam tiene una ubicación ideal para monitorear la “microturbulencia” (cambios mínimos en el aire) y complementa los sensores de viento del rover, que son parte de un conjunto de herramientas atmosféricas llamado MEDA, abreviatura de Mars Environmental Dynamics Analyzer.

Los sensores de MEDA toman muestras de la velocidad, la presión y la temperatura del viento una o dos veces por segundo durante un máximo de dos horas a la vez. El micrófono de SuperCam, por otro lado, puede proporcionar información similar a una velocidad de 20.000 veces por segundo durante varios minutos.

El rover Perseverance Mars de la NASA lleva dos micrófonos de calidad comercial, incluido este en su mástil. El micrófono de mástil es parte del instrumento SuperCam.
Créditos: NASA/JPL-Caltech.

“Es como comparar una lupa con un microscopio de 100 aumentos”, dijo el investigador principal de MEDA, José Rodríguez-Manfredi, del Centro de Astrobiología (CAB) del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial de Madrid. “Desde el punto de vista científico meteorológico, cada perspectiva, detalle y contexto, se complementa”.

El micrófono también permite investigar cómo se propaga el sonido en Marte. Debido a que la atmósfera del planeta es mucho menos densa que la de la Tierra, los científicos sabían que los sonidos de tonos más altos, en particular, serían difíciles de escuchar. De hecho, algunos científicos, que no estaban seguros de escuchar algo, se sorprendieron cuando el micrófono captó los rotores zumbantes del helicóptero Ingenuity durante su cuarto vuelo, el 30 de abril, a una distancia de 80 metros.

La información del audio del helicóptero permitió a los investigadores eliminar dos de los tres modelos desarrollados para anticipar cómo se propaga el sonido en Marte.

El rover Perseverance Mars de la NASA lleva dos micrófonos de calidad comercial, incluido este en su chasis.
Créditos: NASA/JPL-Caltech.

“El sonido en Marte llega mucho más lejos de lo que pensábamos”, dijo Nina Lanza, científica de SuperCam que trabaja con los datos del micrófono en LANL. “Te muestra lo importante que es hacer ciencia de campo”.

Prueba de sonido

Hay otro aspecto de la exploración espacial que podría beneficiarse de una dimensión de audio: el mantenimiento de naves espaciales. Los ingenieros usan cámaras para monitorear el desgaste de las ruedas en el rover Curiosity y el polvo que se acumula en los paneles solares de InSight. Con micrófonos, también podían comprobar el rendimiento de una nave espacial de la misma forma en que los mecánicos podrían escuchar el motor de un automóvil.

El equipo de Perseverance está acumulando un montón de grabaciones con el micrófono de chasis del rover, que está bien posicionado para escuchar sus ruedas y otros sistemas internos. Si bien aún no hay suficientes grabaciones para detectar cambios, con el tiempo, los ingenieros pueden analizar esos datos y discernir diferencias sutiles, como la corriente eléctrica adicional que vaya a una rueda en particular. Esto se sumaría a las formas en que se monitorea la salud de la nave espacial.

“Nos encantaría escuchar estos sonidos con regularidad”, dijo Vandi Verma, ingeniero jefe de Perseverance para operaciones robóticas en JPL. “Escuchamos habitualmente cambios en los patrones de sonido en nuestro rover de prueba aquí en la Tierra, lo que puede indicar que haya un problema que necesita nuestra atención”.

Noticia original (en inglés)

Edición: R. Castro.