¿Cómo se transporta el telescopio espacial más grande del mundo 9400 kilómetros a través del océano?

Cuando se lance el telescopio espacial James Webb de la NASA, se someterá a uno de los procesos de despliegue más espectaculares que jamás haya soportado ninguna nave espacial. Webb ha tenido que completar un viaje final aquí en la Tierra: un viaje de aproximadamente 9.300 kilómetros por el mar.

El 26 de septiembre, Webb fue enviado desde California, pasó por el Canal de Panamá para llegar al Puerto de Pariacabo, ubicado en el río Kourou en la Guayana Francesa, en la costa noreste de América del Sur, el 12 de octubre. Webb ahora será conducido al lugar de lanzamiento, el puerto espacial de Europa en Kourou, Guayana Francesa, donde comenzará dos meses de preparativos operativos antes de su lanzamiento programado para el 18 de diciembre.

Con el telescopio espacial más grande y poderoso jamás construido como carga, nada en este viaje ha sido normal.

Una "maleta" a medida

Para su transporte, Webb necesitó una “maleta” colosal, especialmente diseñada conocida como STTARS, abreviatura de Space Telescope Transporter for Air, Road and Sea. STTARS pesa alrededor de 76.000 kilogramos. Tiene 5,5 metros de alto, 4,6 metros de ancho y 33,5 metros de largo, aproximadamente el doble de la longitud de un semirremolque.

Este contenedor personalizado fue equipado para resistir ante cualquier condición extrema o inesperada que Webb pudiera encontrar durante el viaje. Al diseñar, construir y probar STTARS, los ingenieros estudiaron cuidadosamente cómo proteger el contenedor de las fuertes lluvias y otros factores ambientales.

Trazando el itinerario 

Para Charlie Diaz, gerente de operaciones del sitio de lanzamiento de Webb, en el Goddard Space Flight Center de la NASA en Greenbelt, Maryland, la llegada de Webb a Kourou fue la culminación de años de preparación: “Hay miles de cosas diferentes de las que estar pendientes: obtener permisos, evitar obstáculos seleccionando rutas alternativas… todo tipo de matices. Estoy muy orgulloso de nuestro equipo, hemos estado trabajando en esto durante mucho tiempo”.

El viaje del telescopio Webb comenzó cuando los ingenieros empaquetaron el telescopio en su contenedor de transporte protector. Luego, el contenedor se trasladó de Northrop Grumman en Redondo Beach, California, a Seal Beach, California. Esperando en Seal Beach, estaba el barco que llevaría a Webb a la Guayana Francesa.
Créditos: Goddard Space Flight Center de la NASA; Michael McClare (KBRwyle); Sophia Roberts (AIMM); Michael P. Menzel (AIMM); Tom Graves (Northrop Grumman); Larkin Carey (Ball Aerospace & Technologies).

El viaje en barco de Webb se realizó en dos viajes cortos, uno en California y otro en la Guayana Francesa. El primero llevó a Webb desde las instalaciones de Northrop Grumman en Redondo Beach, California, hasta el cercano puerto de salida en la Estación de Armas Navales Seal Beach. La segunda unidad llevó a Webb desde el Puerto de Pariacabo a su lugar de lanzamiento en el Puerto Espacial Europeo en Kourou.

Antes de estos viajes, el equipo de Díaz realizó estudios de ruta utilizando imágenes de satélite para comprender las variables en juego. Anotaron detalles incluso de los baches que debían rellenarse o los semáforos que debían levantarse debido a la altura de STTARS. En caso de emergencias, el equipo también seleccionó “refugios seguros” o lugares a lo largo del camino donde podrían realizar de manera segura cualquier mantenimiento necesario en el contenedor.

Debido a su gran tamaño y peso, STTARS viajó a una velocidad de 8 a 16 kilómetros por hora en la carretera para mantener una trayectoria suave.

Si bien STTARS ha transportado previamente componentes de Webb a otras instalaciones de la NASA o colaboradores, principalmente por aire, el equipo eligió transportar Webb por mar a Kourou debido a la complicada logística del aterrizaje en el aeropuerto Cayenne en la Guayana Francesa. La ruta de 65 kilómetros entre el aeropuerto y el sitio de lanzamiento, presenta siete puentes para los que STTARS habría sido demasiado pesado para cruzar. Además, el viaje desde el Puerto de Pariacabo hasta el sitio de lanzamiento de Webb, es relativamente corto. En comparación, un viaje desde el aeropuerto de Cayenne hasta el lugar de lanzamiento, teniendo en cuenta las bajas velocidades de STTARS y otras limitaciones, habría llevado unos dos días.

En comparación con las turbulencias de los viajes aéreos y las fuerzas experimentadas durante el aterrizaje, viajar por mar a bordo del buque de transporte de carga MN Colibri, fue literalmente una navegación tranquila. MN Colibri fue diseñado específicamente para transportar enormes piezas de cohetes y cargas útiles sensibles, al Puerto Espacial de Europa, también conocido como el Centro Espacial de Guayana. En promedio, el barco navegaba a unos 27 kilómetros por hora. Sandra Irish, directora de ingeniera estructural de Webb en Goddard, estaba a cargo de asegurarse de que ningún motivo “sacudiera el barco” más allá de un nivel aceptado. Trabajando con la compañía naviera y la tripulación, ella y su equipo aseguraron una ruta de barco para STTARS que evitaba las aguas turbulentas.

Despues de llegar a Seal Beach, California, Webb (dentro del contenedor de transporte protector) se cargó en el MN Colibri. Este proceso requirió varios pasos para lograrlo. Una vez que se cargó el telescopio dentro de la bodega de carga, el MN Colibri zarpó hacia la Guayana Francesa.
Créditos: Goddard Space Flight Center de la NASA; Michael McClare (KBRwyle): Sophia Roberts; (AIMM): Michael P. Menzel (AIMM): Víctor Bradley.
Mover un barco limpio

Al igual que con otras naves espaciales, Webb debe mantenerse limpio mientras está en la Tierra.

STTARS es esencialmente una sala limpia móvil. Cuando Webb está en movimiento, STTARS mantiene un nivel bajo de contaminantes dentro del contenedor: no más de 100 partículas en el aire, mayores o iguales a 0.5 micrones de tamaño. Como referencia, ¡medio micrón es solo una centésima parte del ancho de un cabello humano!

El equipo de control de contaminación de Webb empleó varios métodos probados y veraces para limpiar tanto el exterior como el interior del contenedor y prepararlo para recibir y transportar a Webb. Los miembros inspeccionaron cuidadosamente cada tornillo, tuerca y perno en busca de contaminantes residuales utilizando luz ultravioleta. A continuación, Webb se instaló en STTARS mientras ambos estaban dentro de la sala limpia de Northrop Grumman. Esto mantiene la limpieza hasta que STTARS se pueda abrir dentro de la sala limpia receptora en el sitio de lanzamiento.

STTARS navegó hacia la Guayana Francesa dentro de la cavernosa bodega de carga de MN Colibri, protegida de la intemperie y del mar, junto con otros equipos y suministros para los preparativos del lanzamiento. Un sofisticado sistema de calefacción, ventilación y aire acondicionado (HVAC), construido para STTARS, monitoreaba y controlaba la humedad y la temperatura dentro del contenedor. Varios remolques acompañantes, cargados con docenas de botellas presurizadas, proporcionaron un suministro continuo de aire seco, fabricado y prístino en el interior del transportador.

Neil Patel, gerente de transporte de Webb en Goddard, fue uno de los cinco miembros del equipo de Webb que acompañaron a STTARS en su viaje para asegurarse de que Webb permaneciera en buenas condiciones: “Viajar por el Canal de Panamá con Webb fue una experiencia en la vida y una actividad única por primera vez para nuestro equipo. Fue muy especial llevar este observatorio al último lugar en el que estará aquí en la Tierra”, dijo.

Habiendo sido transportado por tierra, aire y ahora por mar, el telescopio Webb ya puede considerarse un viajero experimentado. Pronto, entrará en la última frontera que no ha explorado: la gran extensión del espacio.

El telescopio espacial James Webb será el principal observatorio de ciencias espaciales del mundo cuando se lance en este 2021. Webb resolverá misterios en nuestro sistema solar, observará planetas distantes alrededor de otras estrellas y explorará las misteriosas estructuras y orígenes de nuestro universo y nuestro lugar en él. Webb es un programa internacional dirigido por la NASA con sus colaboradores, la ESA (Agencia Espacial Europea) y la Agencia Espacial Canadiense.

Noticia original (en inglés)

Edición: R. Castro.