Las imágenes de Perseverance de la NASA ayudan en la investigación científica de Marte

Las imágenes del último vehículo de seis ruedas de la NASA en el Planeta Rojo, sugieren que la zona de estudio experimentó importantes inundaciones.

Un nuevo artículo del equipo científico del rover Perseverance Mars de la NASA, detalla cómo el ciclo hidrológico del lago, ahora seco, en el cráter Jezero, es más complicado e intrigante de lo que se pensaba inicialmente. Los hallazgos se basan en imágenes detalladas que el rover proporcionó de pendientes largas y empinadas llamadas escarpes, que se formaron a partir de sedimentos que se acumularon en la desembocadura de un antiguo río, que hace mucho tiempo alimentaba el lago del cráter.

Las imágenes revelan que hace miles de millones de años, cuando Marte tenía una atmósfera lo suficientemente espesa para mantener el agua que fluía por su superficie, el delta del río en forma de abanico de Jezero, experimentó inundaciones en una etapa tardía, que arrastraron rocas y escombros desde las tierras altas fuera del cráter.

Esta imagen de un acantilado, una pendiente larga y empinada, a lo largo del delta del cráter Jezero de Marte, se generó utilizando datos del instrumento Mastcam-Z del rover Perseverance. La imagen insertada en la parte superior es un primer plano proporcionado por Remote Microscopic Imager, que es parte del instrumento SuperCam.
Créditos: NASA/JPL-Caltech/LANL/CNES/CNRS/ASU/MSSS.

Tomadas por las cámaras Mastcam-Z izquierda y derecha del rover, así como por su Remote Micro-Imager, o RMI (parte del SuperCam instrument), estos instrumentos también brindan información sobre dónde el rover podría buscar muestras de rocas y sedimentos, incluidas aquellas que puede contener compuestos orgánicos y otras pruebas de que alguna vez existió vida allí.

El equipo del rover ha planeado durante mucho tiempo visitar el delta debido a su potencial para albergar pruebas de vida microbiana antigua. Uno de los objetivos principales de la misión es recolectar muestras para ser transportadas a la Tierra por un conjunto de misiones múltiples Mars Sample Return, lo que permitiría a los científicos analizar el material con un poderoso equipo de laboratorio demasiado grande para llevarlo a Marte.

El artículo sobre las imágenes escarpadas de Perseverance (la primera investigación que se publica con datos adquiridos después del aterrizaje del rover el 18 de febrero) se ha publicado online en la revista Science.

Esta imagen anotada indica las ubicaciones del rover Perseverance de la NASA (abajo a la derecha), así como la loma “Kodiak” (abajo a la izquierda) y varias orillas prominentes conocidas como escarpes, a lo largo del delta del cráter Jezero.
Créditos: NASA/JPL-Caltech/University of Arizona/USGS.
El momento "Kodiak" de la Perseverance

En el momento en que se tomaron las imágenes, los escarpes estaban al noroeste del rover y a unos 2,2 kilómetros de distancia. Al suroeste del rover, y aproximadamente a la misma distancia, se encuentra otro afloramiento rocoso prominente que el equipo llama “Kodiak”. En el pasado antiguo, Kodiak estaba en el borde sur del delta, que fue una estructura geológica intacta en ese momento.

Antes de la llegada de Perseverance, Kodiak solo había sido fotografiado desde la orbitadores de Marte. Desde la superficie, las imágenes Mastcam-Z y RMI del rover revelaron por primera vez la estratigrafía, el orden y la posición de las capas de roca, lo que proporciona información sobre el tiempo relativo de los depósitos geológicos a lo largo de la cara este de Kodiak. La estratificación inclinada y horizontal es lo que un geólogo esperaría ver en el delta de un río en la Tierra.

“Nunca antes se había visto una estratigrafía tan bien conservada en Marte”, dijo Nicolas Mangold, científico de Perseverance del Laboratoire de Planétologie et Géodynamique en Nantes, Francia, y autor principal del artículo. “Esta es la observación clave que nos permite confirmar de una vez por todas la presencia de un lago y delta de un río en Jezero. Obtener una mejor comprensión de la hidrología meses antes de nuestra llegada al delta, dará grandes resultados en el futuro”.

Si bien los resultados de Kodiak son significativos, es la historia contada por las imágenes de las escarpas al noreste, lo que supuso la mayor sorpresa para el equipo científico del rover.

Esta imagen de “Kodiak”, un remanente del depósito de sedimentos en forma de abanico dentro del cráter Jezero de Marte conocido como delta, fue tomada por el instrumento Mastcam-Z de Perseverance el 22 de febrero de 2021.
Créditos: NASA/JPL-Caltech/ASU/MSSS.
Cantos rodados en movimiento

Las imágenes de esas escarpas mostraban capas similares a las de Kodiak en sus mitades inferiores. Pero más arriba en cada una de sus empinadas paredes y en la parte superior, Mastcam-Z y RMI capturaron piedras y cantos rodados.

“Vimos capas distintas en los escarpes que contenían rocas de hasta 1,5 metros de ancho que sabíamos que no tenía sentido que estén allí”, dijo Mangold.

Esas capas significan que la vía fluvial lenta y serpenteante que alimentaba el delta, debe haber sido transformada por posteriores inundaciones repentinas y rápidas. Mangold y el equipo científico estiman que un torrente de agua necesario para transportar las rocas, algunas por decenas de kilómetros, debieron viajar a velocidades que van de entre 6 y 30 kilómetros por hora.

“Estos resultados también tienen un impacto en la estrategia para la selección de rocas para el muestreo”, dijo Sanjeev Gupta, científico de Perseverance del Imperial College de Londres y coautor del artículo. “El material de grano más fino en la parte inferior del delta, probablemente contiene nuestra mejor apuesta para encontrar muestras de materiales orgánicos y biofirmas. Y los cantos rodados en la parte superior nos permitirán tomar muestras de viejos trozos de rocas de la corteza. Ambos son objetivos principales para el muestreo y el almacenamiento de rocas antes del Mars Sample Return”.

La versión anotada del mosaico indica la ubicación de cuatro escarpes prominentes a lo largo del delta del río del cráter Jezero. Las imágenes fueron tomadas por el instrumento Mastcam-Z a bordo del rover Perseverance de la NASA, el 17 de abril de 2021.
Créditos: NASA/JPL-Caltech/ASU/MSSS.
Un lago de profundidades cambiantes

Al principio de la historia del antiguo lago del cráter Jezero, se cree que sus niveles fueron lo suficientemente altos como para coronar el borde oriental del cráter, donde las imágenes orbitales muestran los restos de un canal de río de salida. El nuevo artículo se suma a este pensamiento, describiendo el tamaño del lago de Jezero que fluctúa mucho con el tiempo, su nivel de agua sube y baja decenas de metros antes de que la masa de agua acabara desapareciendo por completo.

Aunque se desconoce si estos cambios en el nivel del agua fueron el resultado de inundaciones o cambios ambientales más graduales, el equipo científico ha determinado que ocurrieron más adelante en la historia del delta del Jezero, cuando los niveles del lago estaban al menos 100 metros por debajo del nivel más alto del lago. El equipo espera obtener más información en el futuro: el delta será el punto de partida para la segunda campaña científica el próximo año.

“Una mejor comprensión del delta de Jezero es clave para comprender el cambio en la hidrología del área”, dijo Gupta, “y podría proporcionar información valiosa sobre por qué todo el planeta se secó”.

Noticia original (en inglés)

Edición: R. Castro.