La misión Lucy de la NASA se prepara para su lanzamiento con destino a los asteroides troyanos

La NASA probó las funciones de Lucy (que será la primera nave espacial de la agencia en estudiar los asteroides troyanos de Júpiter), la llenó de combustible y la está encapsulando para prepararla para su lanzamiento previsto el sábado 16 de octubre.

Nombrados en honor a personajes de la mitología griega, los asteroides giran alrededor del Sol en dos enjambres, un grupo delante de Júpiter en su trayectoria y el otro detrás de él. Lucy será la primera nave espacial en visitar estos asteroides. Al estudiar los asteroides de cerca, los científicos esperan perfeccionar sus teorías sobre cómo se formaron los planetas de nuestro sistema solar, hace 4.500 millones de años, y por qué evolucionaron a su configuración actual.

“Con Lucy en 12 años y con una sola nave espacial, iremos a ocho asteroides nunca antes vistos”, dijo Tom Statler, científico del proyecto Lucy en la sede de la NASA en Washington. “Esta es una oportunidad fantástica para el descubrimiento mientras exploramos el pasado lejano de nuestro sistema solar”.

Siguiendo todos los protocolos de la pandemia, los miembros del equipo de Lucy, han pasado las últimas ocho semanas en el Kennedy Space Center de la NASA en Florida, preparando a la nave espacial para su misión. Los ingenieros han probado los sistemas mecánicos, eléctricos y térmicos de la nave, y han practicado la secuencia de lanzamiento desde los centros de operaciones de la misión en Kennedy y Lockheed Martin Space en Littleton, Colorado. A principios de agosto, los ingenieros instalaron la antena de alta ganancia de la nave espacial, su segunda característica más destacada después de los paneles solares expansivos, que permitirán que la nave espacial se comunique con la Tierra.

“Ha habido mucho trabajo práctico”, dijo Donya Douglas-Bradshaw, gerente de proyectos de Lucy en el Goddard Space Flight Center de la NASA en Greenbelt, Maryland. “Este verano ha pasado muy rápido; es increíble pensar que estamos ya casi en el lanzamiento “.

El 18 de septiembre, los ingenieros de propulsión terminaron de llenar los tanques de combustible de Lucy con aproximadamente 725 kilogramos de hidracina líquida y oxígeno líquido, que constituyen el 40% de la masa de la nave espacial. El combustible se utilizará en maniobras de precisión que impulsarán a Lucy a su destino de asteroides según lo programado, mientras que los paneles solares, cada uno del ancho de un autobús escolar, recargarán las baterías que alimentan los instrumentos de la nave espacial.

La nave espacial Lucy pronto se empaquetará en el vehículo de lanzamiento, que se cerrará a su alrededor como una concha. Una vez que la nave espacial esté encapsulada, el equipo de Lucy podrá comunicarse eléctricamente con ella a través de un “cordón umbilical”.

“Lanzar una nave espacial es casi como enviar a un niño a la universidad: has hecho todo lo posible por el para prepararlo para su próximo gran paso por su cuenta”, dijo Hal Levison, investigador principal de la misión Lucy, con sede en el Southwest Research Institute en Boulder, Colorado.

A principios de octubre, la nave espacial encapsulada será transportada a la Vehicle Integration Facility en la Estación de la Fuerza Espacial de Cabo Cañaveral, donde será “acoplada” con el cohete United Launch Alliance Atlas V 401. El Atlas V despegará del Complejo de Lanzamiento Espacial 41 y sacará a Lucy de la atmósfera de la Tierra, para comenzar su largo viaje hacia los asteroides troyanos.

Unos días antes del lanzamiento, los ingenieros encenderán la nave espacial Lucy en preparación para la misión. Este proceso durará unos 20 minutos.

“La nave espacial se ubicará en la configuración de lanzamiento y el equipo de ingeniería monitoreará continuamente su salud y estado, para asegurarse de que Lucy esta lista para funcionar”, dijo Jessica Lounsbury, ingeniera de sistemas del proyecto Lucy en Goddard. “Y luego vendrá el día del lanzamiento”.

El primer intento de lanzamiento de Lucy está programado para las 5:34 am EDT del 16 de octubre. Ese día, el equipo será “llamado a las estaciones” a la 1 am, que es cuando se espera que todos lleguen al control de la misión y otras estaciones, para monitorear la nave espacial y ejecutar todos los procedimientos de cuenta atrás para el lanzamiento. Si el clima o cualquier otro problema impidieran el lanzamiento ese día, el equipo tendrá más oportunidades de lanzamiento a partir del día siguiente.

Southwest Research Institute en Boulder, Colorado, es la institución de origen del investigador principal de la misión Lucy. Goddard proporciona gestión general de la misión, ingeniería de sistemas y garantía de seguridad y misión. Lockheed Martin Space en Littleton, Colorado, construyó la nave espacial. Lucy es la decimotercera misión del Discovery Program de la NASA. El Marshall Space Flight Center de la NASA en Huntsville, Alabama, administra el Discovery Program para la Science Mission Directorate de la agencia en Washington. El lanzamiento está gestionado por el Launch Services Program de la NASA con sede en el Kennedy.

Noticia original (en inglés)

Edición: R. Castro.