La Unión Astronómica Internacional acepta nombrar un cráter lunar en honor al explorador ártico Matthew Henson

La Unión Astronómica Internacional nombró un cráter en el polo sur de la Luna en honor al explorador del Ártico Matthew Henson, un hombre negro que en 1909 fue una de las primeras personas en estar en la cima del mundo. La propuesta de nombrar el cráter en honor a Henson, provino de Jordan Bretzfelder, trabajador de Exploration Science en el Lunar and Planetary Institute, en Houston, TX, que es miembro del Solar System Exploration Research Virtual Institute, con sede en el Ames Research Center de la NASA en Silicon Valley de California.

Retrato de Matthew Alexander Henson, vestido con un traje de piel, en 1910.
Créditos: División de Impresiones y Fotografías de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos.

“La creación de una comunidad inclusiva y el logro de la equidad en las ciencias, comienza reconociendo las contribuciones de personas de todos los orígenes”, dijo Bretzfelder, estudiante de doctorado en la Universidad de California, en Los Ángeles. “Sentí como un flaco favor que Henson no haya sido debidamente reconocido por sus contribuciones a la ciencia polar, y estoy orgulloso de ser parte de la rectificación de ese error”.

En las misiones de la NASA en la actualidad, poner los diversos orígenes de la humanidad al frente de la exploración espacial, es una parte fundamental de los valores de la agencia. Ubicado entre los cráteres Sverdrup y de Gerlache en el polo sur de la Luna, el cráter Henson se encuentra en la misma región en la que el programa Artemis hará aterrizar los próximos exploradores lunares, que serán seleccionados por el grupo de astronautas cada vez más diverso de la NASA.

El programa Artemis de la NASA proporciona una piedra angular tanto para estudiar los procesos planetarios como para crear la infraestructura necesaria para avanzar en la exploración humana de la Luna y luego de Marte, una continuación adecuada de los increíbles viajes que los exploradores de la Tierra como Henson, realizaron hace un siglo.

Bretzfelder pasó su pasantía trabajando con David Kring del Instituto Lunar y Planetario, trazando posibles lugares de aterrizaje para futuras misiones de Artemis en el polo sur de la Luna, con los estudiantes colaboradores Indujaa Ganesh de la Universidad de Arizona, Nandita Kumari de la Universidad Stony Brook y Antonio Lang de la Universidad Estatal de Nueva York, en Buffalo. Con tantas características sin nombre en esa región, Bretzfelder pensó que nombrar este cráter haría más fluidas las discusiones sobre la selección del lugar de aterrizaje y sería una oportunidad para resaltar una figura histórica pasada por alto en la exploración polar. Henson era un explorador experimentado y hábil como carpintero y artesano. Estuvo al frente de casi una docena de expediciones árticas organizadas por Robert Peary a lo largo de 18 años, incluida la que finalmente llegó al Polo Norte.

Mapa topográfico del polo sur de la Luna, con etiquetas que indican los nombres de los cráteres. El cráter Henson recientemente aprobado, está indicado por el círculo amarillo. El color del mapa indica elevación del terreno.
Créditos: NASA/LPI.

El esfuerzo final de esa expedición, fue realizado por Henson, Peary y cuatro compañeros inuit llamados Ooqueah, Ootah, Eningwah y Seegloo, todos viajaron en trineos tirados por perros. Henson estaba a la cabeza del grupo mientras buscaban el punto exacto del polo.

Ese día, debido a que había una densa niebla que cubría el Sol, no pudieron verificar su ubicación con precisión. A la mañana siguiente, descubrieron que habían sobrepasado el Polo por varios kilómetros el día anterior, cuando Henson estaba al frente. Dando la vuelta, Henson descubrió que sus huellas fueron las primeras en el Polo Norte.

Es difícil saber si Henson fue el primer ser humano en llegar al Polo Norte, ya que es muy posible que los pueblos indígenas del Ártico exploraran el área en los miles de años que han estado presentes en la región. Pero está claro que por su relato, fue el primero en llegar al polo en la expedición de Peary, y la primera persona en la historia reciente que alcanzó la cima de nuestro mundo.

Henson nació en 1866 en Maryland, un año después de la abolición de la esclavitud en los Estados Unidos. Henson recibió elogios en ese momento por su logro histórico. Sin embargo, debido a que muchos dudaban en dar crédito a que un hombre negro completara con éxito una misión que muchos otros habían intentado y fracasado durante siglos, hubo una controversia que mermó el papel de Henson, a menudo dando protagonismo a Peary.

“Henson ejemplifica el tipo de exploración que la NASA de hoy se esfuerza por hacer”, dijo Jim Green, científico jefe de la sede de la NASA. “Cuando Artemis envíe la próxima generación de astronautas a la superficie lunar, será un honor para nosotros tener el nombre de Henson en nuestros mapas lunares”.

Noticia original (en inglés)

Edición: R. Castro.