Perseverance Rover de la NASA recopila piezas del rompecabezas de la historia de Marte

En la roca apodada “Rochette” se observan dos agujeros realizados por el rover Perseverance de la NASA, de los que obtuvo sus primeras muestras. El rover perforó el agujero de la izquierda, llamado “Montagnac” el 7 de septiembre, y el agujero de la derecha, conocido como “Montdenier” el 1 de septiembre. Debajo de ellos se puede observar un punto redondo que el rover erosionó.
Créditos: NASA/JPL-Caltech.

El rover Perseverance Mars de la NASA recogió con éxito su primer par de muestras de rocas y los científicos ya están obteniendo nuevos conocimientos sobre la región. Después de recolectar su primera muestra, llamada “Montdenier” el 1 de septiembre, el equipo recolectó una segunda, “Montagnac” de la misma roca, el 8 de septiembre.

El análisis de las rocas de las que se tomaron las muestras, Montdenier y Montagnac y del intento de muestreo anterior del rover, puede ayudar al equipo científico a reconstruir la línea de tiempo del pasado del área, que estuvo marcada por la actividad volcánica y por períodos de agua persistente.

“Parece que nuestras primeras rocas revelan un entorno potencialmente habitable”, dijo Ken Farley de Caltech, científico del proyecto de la misión, que está dirigida por el Jet Propulsion Laboratory (JPL) de la NASA, en el sur de California. “Que el agua haya estado allí durante mucho tiempo es una gran oportunidad de obtener datos”.

La roca que proporcionó las primeras muestras de la misión es de composición basáltica y puede ser el producto de los flujos de lava. La presencia de minerales cristalinos en rocas volcánicas es especialmente útil en la datación radiométrica. El origen volcánico de la roca podría ayudar a los científicos a datar con precisión cuándo se formó. Cada muestra puede servir como parte de un rompecabezas cronológico más grande; Si se colocan en el orden correcto los científicos tendrán una línea de tiempo de los eventos más importantes en la historia del cráter. Algunos de esos eventos incluyen la formación del cráter Jezero, la aparición y desaparición del lago Jezero y los cambios en el clima del planeta en el pasado antiguo.

Es más, se han descubierto sales dentro de estas rocas. Estas sales pueden haberse formado cuando el agua subterránea fluyó y alteró los minerales originales en la roca, o más probablemente cuando el agua líquida se evaporó, permaneciendo las sales. Los minerales de sal en estos dos primeros núcleos de roca también pueden haber atrapado pequeñas burbujas de antigua agua marciana. Si están presentes, podrían servir como cápsulas microscópicas del tiempo, ofreciendo pistas sobre el clima antiguo y la habitabilidad de Marte. Los minerales de sal también son bien conocidos en la Tierra por su capacidad para preservar signos de vida antigua.

El equipo científico de Perseverance ya sabía que una vez un lago llenó el cráter; por cuánto tiempo esto ocurrió ha sido más incierto. Los científicos no pudieron descartar la posibilidad de que el lago de Jezero fueran aguas de inundación que podrían haber llenado rápidamente el cráter de impacto y secarse en el espacio de 50 años, por ejemplo.

Pero el nivel de alteración que los científicos observan en las muestras del núcleo de la roca, así como en la roca que el equipo apuntó en su primer intento de adquisición de muestras, sugiere que el agua subterránea estuvo presente durante mucho tiempo.

Esta agua subterránea podría haber estado relacionada con el lago que alguna vez estuvo en Jezero, o podría haber viajado a través de las rocas mucho después de que el lago se hubiera secado. Aunque los científicos aún no pueden decir si el agua que alteró estas rocas estuvo presente durante decenas de miles o millones de años, están más seguros de que estuvo allí el tiempo suficiente para que el área sea más apropiada para sustentar vida microscópica en el pasado.

“Estas muestras tienen un gran valor para futuros análisis de laboratorio en la Tierra”, dijo Mitch Schulte de la Sede de la NASA, científico del programa de la misión. “Un día, es posible que podamos determinar la secuencia y el momento de las condiciones ambientales que representan los minerales de esta roca. Esto ayudará a responder la pregunta científica general sobre la historia y la estabilidad del agua líquida en Marte”.

Próxima parada, "South Séítah"

Perseverance está buscando en el suelo del cráter muestras que puedan traerse de regreso a la Tierra para responder preguntas profundas sobre la historia de Marte. Las muestras prometedoras se sellan en tubos de titanio que el rover lleva en su chasis, donde se almacenarán hasta que Perseverance las deje caer para ser recuperadas por una misión futura. Perseverance probablemente creará múltiples “depósitos”, donde dejará muestras para una futura misión que las traerá a la Tierra. Tener uno o más depósitos aumenta la probabilidad de que se pueda acceder a muestras especialmente valiosas para su estudio en la Tierra.

El próximo sitio de muestra probable de Perseverance está a solo 200 metros de distancia en “South Séítah”, una serie de crestas cubiertas por dunas de arena, cantos rodados y fragmentos de roca que Farley compara con “platos rotos”.

La muestra de perforación reciente del rover representa lo que probablemente sea una de las capas de roca más jóvenes que se pueden encontrar en el suelo del cráter Jezero. South Séítah, por otro lado, probablemente sea más antiguo y proporcionará al equipo científico una mejor línea de tiempo para comprender los eventos que dieron forma al suelo del cráter, incluido su lago.

A principios de octubre, todas las misiones a Marte dejarán de estar al mando de su nave espacial durante varias semanas, una medida de protección durante un período llamado conjunción solar de Marte. No es probable que Perseverance se desarrolle en el sur de Séítah hasta algún tiempo después de ese período.

Noticia original (en inglés)

Edición: R. Castro.