Plan inminente para Perseverance: segundo intento de encapsulado de muestra

Esta semana, el rover desgastará una roca que permitirá decidir a los científicos e ingenieros si ese objetivo resistirá su potente taladro.

En su búsqueda de signos de vida microbiana antigua en Marte, el rover Perseverance de la NASA se está preparando una vez más para recolectar la primera de muchas muestras de núcleos de roca que se trasladarán a la Tierra para realizar un estudio más exhaustivo.

Una herramienta en el brazo robótico de 2 metros de largo del rover, desgastará la superficie de una roca apodada “Rochette”, lo que permitirá a los científicos observar el interior y determinar si es apta para obtener una muestra con la broca del rover. La muestra, ligeramente más gruesa que un lápiz, se sellaría en uno de los 42 tubos de titanio restantes a bordo del rover. Si el equipo decidiera adquirir una muestra del núcleo de esta roca, el proceso se iniciará la próxima semana.

El 6 de agosto, la misión intentó capturar su primer registro de una roca del suelo del cráter que finalmente resultó demasiado desmenuzable, rompiéndose en polvo y fragmentos de material demasiado pequeños para introducirlos en el tubo de muestra antes de ser sellado y almacenado dentro del rover.

Desde entonces, Perseverance se ha desplazado 455 metros hasta una cresta apodada “Citadelle”, que en francés significa “castillo”, llamado así en consonancia con el terreno escarpado que domina el suelo del cráter Jezero. La cresta está cubierta con una capa de roca que parece resistir la erosión eólica, señal de que es más probable que aguante durante la perforación.

Primer plano de la roca, apodada “Rochette”, que el equipo científico de Perseverance examinará para determinar si tomar de ella una muestra del núcleo de la roca.
Créditos: NASA/JPL-Caltech.

“Hay rocas que pueden ser más antiguas en la región de ‘South Séítah’, por lo que tener esta muestra más joven puede ayudarnos a reconstruir toda la línea de tiempo de Jezero”, dijo Vivian Sun, una de las científicas de la misión en el Jet Propulsion Laboratory de la NASA en el sur de California.

El equipo ha añadido un paso al proceso de muestreo para este próximo intento: después de usar su sistema de cámara Mastcam-Z para mirar dentro del tubo de muestra, el rover pausará la secuencia de muestreo para que el equipo pueda revisar la imagen y asegurarse de que haya una muestra del núcleo de la roca. Una vez que se confirme la muestra, ordenarán a Perseverance que selle el tubo.

Aunque la roca pulverizada impidió la captura de muestras sólidas, el primer tubo todavía contiene una muestra de atmósfera marciana, algo que la misión inicialmente había planeado adquirir en un momento posterior.

“Cuando se devuelvan las muestras a la Tierra, esperamos responder a una serie de preguntas científicas, incluida la composición de la atmósfera de Marte”, dijo Ken Farley, científico del proyecto Perseverance en Caltech en Pasadena, California. “Por eso estamos interesados ​​en una muestra atmosférica junto con muestras de rocas”.

Mientras esté en la cima de Citadelle, Perseverance usará su radar subterráneo, llamado RIMFAX (Radar Imager for Mars’ Subsurface Experiment) para estudiar las capas de roca subterráneas. La parte superior de la cresta también proporcionará un gran punto de vista para que Mastcam-Z busque otros posibles objetivos de roca para perforar en el área.

Noticia original (en inglés)

Edición: R. Castro.