El Hubble observa un cúmulo estelar rojo, blanco y azul

Esta imagen tomada con el Telescopio Espacial Hubble de la NASA/ESA muestra el cúmulo estelar abierto NGC 330, que se encuentra a unos 180.000 años luz de distancia dentro de la Pequeña Nube de Magallanes. El cúmulo, que se encuentra en la constelación de Tucana (el Tucán), contiene una multitud de estrellas, muchas de las cuales se encuentran dispersas en esta impactante imagen.

Debido a que los cúmulos de estrellas se forman a partir de una nube primordial de gas y polvo, todas las estrellas que contiene, tienen aproximadamente la misma edad. Esto las convierte en laboratorios naturales con las que los astrónomos aprenden cómo se forman y evolucionan las estrellas. Esta imagen utilizó la cámara de campo amplio 3 del Hubble e incorpora datos de dos investigaciones astronómicas muy diferentes. La primera tenía como objetivo analizar por qué las estrellas de los cúmulos parecen evolucionar de manera diferente a las estrellas de otros lugares, una peculiaridad que se observó por primera vez con el Hubble. La segunda tenía como objetivo determinar el tamaño de las estrellas antes de terminar sus vidas en explosiones catastróficas de supernovas.

Las imágenes del Hubble nos muestran algo nuevo sobre el universo. Esta imagen, sin embargo, también contiene pistas sobre el funcionamiento interno del propio Hubble. Los patrones entrecruzados que rodean a las estrellas en esta imagen, conocidos como picos de difracción, se crearon cuando la luz de las estrellas interactuó con las cuatro paletas delgadas que sostienen el espejo secundario del Hubble.

Edición: R. Castro.