Extensión de dos años para el telescopio espacial de búsqueda de asteroides

Durante dos años más, Near-Earth Object Wide-field Infrared Survey Explorer (NEOWISE) de la NASA, continuará su búsqueda de asteroides y cometas, incluidos objetos que podrían representar un peligro para la Tierra. Esta extensión de la misión significa que el prolífico telescopio espacial de caza de objetos cercanos a la Tierra (NEO) de la NASA, continuará sus operaciones hasta junio de 2023.

“En la NASA, siempre estamos mirando hacia arriba, examinando el cielo a diario para encontrar peligros potenciales y explorando asteroides para ayudar a descubrir los secretos de la formación de nuestro sistema solar”, dijo Bill Nelson, el administrador de la NASA. “Utilizando telescopios terrestres, ya se han descubierto más de 26.000 asteroides cercanos a la Tierra, pero hay muchos más por encontrar. Mejoraremos nuestras observaciones con observadores espaciales como NEOWISE y el futuro, NEO Surveyor mucho más capaz de encontrar asteroides desconocidos más rápidamente e identificar asteroides y cometas potencialmente peligrosos antes de que sean una amenaza para nosotros en la Tierra”.

Lanzado originalmente como la misión Wide-field Infrared Survey Explorer (WISE) en diciembre de 2009, el telescopio espacial examinó todo el cielo en longitudes de onda infrarrojas, detectando asteroides, estrellas tenues y algunas de las galaxias más débiles visibles en el espacio profundo. WISE completó su misión principal cuando agotó su refrigerante criogénico y se puso en hibernación en febrero de 2011. Las observaciones se reanudaron en diciembre de 2013 cuando la División de Ciencias Planetarias de la NASA reutilizó el telescopio espacial como “NEOWISE” para identificar asteroides y cometas en todo el sistema solar, con especial atención a los que pasan cerca de la órbita terrestre.

“NEOWISE proporciona una capacidad única e importantísima en nuestra misión global de defensa planetaria, al permitirnos medir rápidamente la emisión infrarroja y estimar con mayor precisión el tamaño de los asteroides peligrosos a medida que se descubren”, dijo Lindley Johnson, oficial de Planetary Defense  de la NASA y jefe de la Planetary Defense Coordination Office (PDCO) en la Sede de la NASA en Washington. “La extensión de la misión de NEOWISE destaca no solo el importante trabajo que se está realizando para salvaguardar nuestro planeta, sino también los valiosos datos científicos que está recopilando de asteroides y cometas en el espacio”.

A medida que los asteroides son calentados por el Sol, liberan este calor como una débil radiación infrarroja. Al estudiar esta firma infrarroja, los científicos pueden conocer el tamaño de un asteroide y compararlo con las mediciones de observaciones realizadas por telescopios ópticos en tierra. Esta información puede ayudarnos a comprender cómo de reflectante es su superficie, al mismo tiempo que proporciona pistas sobre su composición.

Hasta la fecha, NEOWISE ha proporcionado una estimación del tamaño de más de 1.850 NEO, lo que nos ayuda a comprender mejor a nuestros vecinos más cercanos del sistema solar. En marzo de 2021, la misión realizó 1.130.000 observaciones infrarrojas confirmadas de aproximadamente 39.100 objetos en todo el sistema solar desde su reinicio en 2013. Los datos de la misión se comparten libremente en el archivo dirigido por IPAC/Caltech y los datos han contribuido a más de 1.600 estudios revisados. La Universidad de Arizona también colabora con la misión NEOWISE como institución de origen de la investigadora principal de NEOWISE, Amy Mainzer, que es profesora de ciencia planetaria en el Laboratorio Lunar y Planetario de la Universidad.

El cometa NEOWISE, que fue descubierto el 27 de marzo de 2020 por la misión Near-Earth Object Wide-field Infrared Survey Explorer (NEOWISE) de la NASA, capturado el 6 de julio de 2020 sobre el horizonte noreste justo antes del amanecer en Tucson.
Créditos: Vishnu Reddy.

Entre sus muchos logros después de su reactivación, NEOWISE también descubrió el cometa NEOWISE, que recibió el nombre de la misión y deslumbró a los observadores de todo el mundo en 2020.

El reemplazo de NEOWISE, el NEO Surveyor, está programado para lanzarse en 2026 y ampliará en gran medida lo que hemos aprendido y seguimos aprendiendo de NEOWISE.

“NEOWISE nos ha enseñado mucho sobre cómo encontrar, rastrear y caracterizar asteroides y cometas que se acercan a la Tierra, utilizando un telescopio infrarrojo espacial”, dijo Mainzer. “La misión sirve como un precursor importante para llevar a cabo una búsqueda más completa de estos objetos, utilizando el nuevo telescopio que estamos construyendo, el NEO Surveyor”. Mainzer también es líder de la misión NEO Surveyor.

El proyecto NEOWISE es administrado por el Jet Propulsion Laboratory de la NASA en el sur de California, una división de Caltech, y la Universidad de Arizona, con el apoyo del PDCO de la NASA.

Edición: R. Castro.