El Hubble observa la galaxia asimétrica NGC 2276

La magnífica galaxia espiral NGC 2276 se ve un poco torcida en esta fotografía del telescopio espacial Hubble. Normalmente en el centro de la mayoría de las galaxias espirales se encuentra un foco brillante de estrellas amarillentas más viejas. Pero el núcleo en NGC 2276 parece desplazado hacia la esquina superior izquierda.

¿Qué está pasando?

En realidad, una galaxia vecina a la derecha de NGC 2276 (NGC 2300, que no se ve aquí) está forzando gravitacionalmente su disco de estrellas azules, tirando de las estrellas de un lado de la galaxia hacia afuera, lo que distorsiona la apariencia típica de huevo frito de la galaxia.

Este “tira y afloja” entre galaxias que pasan lo suficientemente cerca como para sentir la atracción gravitacional de la otra no es infrecuente en el universo. Pero, como los copos de nieve, no hay dos encuentros cercanos exactamente iguales.

Además, las estrellas masivas recién nacidas y de corta duración, forman un brazo azul brillante a lo largo del borde superior izquierdo de NGC 2276. Trazan una línea de intensa formación estelar. Esto puede haber sido provocado por una colisión previa con una galaxia enana. También podría deberse a que NGC 2276 se estrelló contra el gas sobrecalentado que se encuentra entre las galaxias en los cúmulos de galaxias. Esto comprimiría el gas para precipitarlo a las estrellas y desencadenaría un torrente de nacimiento de estrellas.

La galaxia espiral se encuentra a 120 millones de años luz de distancia, en la constelación norteña de Cefeo.

Créditos:NASA, ESA, STScI, Paul Sell (Universidad de Florida)

Edición: R. Castro.