El equipo BioSentinel de la NASA prepara CubeSat para vuelos al espacio profundo

Créditos: NASA / Dominic Hart.

BioSentinel se acerca un paso más al lanzamiento. Habiendo completado el ensamblaje y una serie de pruebas, el equipo de BioSentinel en el Centro de Investigación Ames de la NASA en Silicon Valley de California, se encuentra en la recta final de los preparativos para enviar la nave espacial al Centro Espacial Kennedy de la NASA en Florida para su lanzamiento. El vuelo al espacio profundo de BioSentinel sobrepasará la Luna y entrará en una órbita alrededor del Sol. Es uno de los 13 CubeSats que se lanzarán a bordo del Artemis I, el primer vuelo del Space Launch System del programa Artemis. Aquí, dentro de una cámara anecoica en Ames, el ingeniero de control de calidad Austin Bowie inspecciona la matriz solar de BioSentinel después de completar una prueba para determinar los efectos de las emisiones electromagnéticas de las naves espaciales en los propios sistemas de las naves espaciales.

Créditos: NASA / Dominic Hart.

BioSentinel realizará el primer experimento biológico de larga duración en el espacio profundo. Su investigación científica de seis meses, estudiará los efectos de la radiación del espacio profundo en un organismo vivo, la levadura. En la foto se muestra una de las tarjetas de microfluidos de BioSentinel que se utilizarán para medir el impacto de la radiación en las células de levadura alojadas en pequeños compartimentos. El sistema de microfluidos incluye un tinte que proporciona una lectura de la actividad de las células de levadura con un cambio de color de azul a rosa.

Créditos: NASA / Dominic Hart.

La científica de BioSentinel, Lauren Liddell, utiliza un microscopio para contar las células de levadura y garantizar que se cargue la cantidad correcta de células en el hardware de microfluidos de BioSentinel. Debido a que las células humanas y las células de levadura tienen muchos mecanismos biológicos similares, incluso para el daño y la reparación del ADN, los experimentos de BioSentinel pueden ayudarnos a comprender mejor los riesgos de radiación para la exploración humana del espacio profundo de larga duración.

Créditos: NASA / Dominic Hart.

BioSentinel probará nueva tecnología con la carga útil BioSensor, una especie de “detector de radiación viviente”. En el corazón del BioSensor se encuentran las tarjetas de microfluidos que albergan las células de levadura. A medida que las células se activen en el espacio, sentirán y responderán al daño causado por la radiación espacial. Aquí, un miembro del equipo de BioSentinel trabaja en el montaje de una carga útil de BioSensor, conectando unidades térmicas y ópticas a una tarjeta de microfluidos. Durante los experimentos de BioSentinel, estos componentes calentarán las tarjetas, y las células de levadura que albergan, y medirán el crecimiento y la actividad en respuesta al daño de la radiación espacial.

Créditos: NASA / Dominic Hart.

El líder mecánico y de estructuras de BioSentinel Abraham Rademacher, izquierda, el líder de integración y prueba Vaslie Manolescu, centro, y el ingeniero eléctrico James Milsk realizan una prueba de despliegue de paneles solares y movimiento de cardán en la nave espacial en una sala limpia en Ames. La prueba asegura que los paneles solares de la nave espacial funcionarán correctamente durante el vuelo. La misión de BioSentinel se basa en la historia de Ames, combinando las fortalezas del centro en biología espacial y tecnología CubeSat. Después de 15 años de experiencia de Ames en el desarrollo y vuelo de CubeSats que transportaron y estudiaron microbios vivos en la órbita terrestre baja, BioSentinel será el primer CubeSat en ejecutar un experimento de biología en el espacio profundo.

Créditos: NASA / Dominic Hart.

El ingeniero de pruebas e integración Dan Rowan, trabaja en los componentes internos del CubeSat de BioSentinel en una sala limpia en Ames. Estas “entrañas de la nave espacial” incluyen una radio, baterías, otros subsistemas de naves espaciales y los dos instrumentos de BioSentinel: la carga útil BioSensor y un instrumento de detección de radiación. Este último mide y caracteriza el entorno de radiación; sus resultados se compararán con la respuesta biológica de la carga útil del BioSensor.