La NASA adjudica el contrato del sistema de propulsión Mars Ascent para la devolución de muestras de la superficie de Marte que encapsulará Perseverance.

Esta ilustración muestra un proyecto de cómo el Vehículo de Ascenso a Marte de la NASA podría ser lanzado desde la superficie de Marte para la misión de retorno de muestras del Planeta Rojo.
Crédito: NASA / JPL-Caltech.

La concesión acerca a la NASA y la ESA a la realización de Mars Sample Return, un ambicioso programa de exploración planetaria que se basará en décadas de ciencia, conocimiento y experiencia.

La NASA ha adjudicado el contrato del Mars Ascent Propulsion System (MAPS) a Northrop Grumman Systems Corporation de Elkton, Maryland, para proporcionar soporte de propulsión y productos para misiones de vuelos espaciales en el Marshall Space Flight Center de la agencia, en Huntsville, Alabama. Junto con el aterrizaje exitoso del rover Mars Perseverance, esta adjudicación acerca a la NASA y a la ESA (Agencia Espacial Europea) un paso más hacia la realización de Mars Sample Return (MSR), un programa de exploración planetaria muy ambicioso que se basará en décadas de ciencia, conocimiento y experiencia de la exploración de Marte.

El contrato de tarifa fija con coste adicional tiene un valor potencial de servicios de misión de 60,2 millones de dólares y un valor potencial máximo de 84,5 millones de dólares. El contrato comenzó el jueves 4 de marzo, con un período inicial de 14 meses, seguido de dos períodos variables que pueden ejercerse a discreción de la NASA.

En los próximos pasos de la campaña MSR, la NASA y la ESA proporcionarán componentes para la misión Sample Retrieval Lander y la misión Earth Return Orbiter. La misión Sample Retrieval Lander entregará un Sample Fetch Rover y un Mars Ascent Vehicle (MAV) a la superficie de Marte. Marshall es responsable del elemento MAV del programa MSR, que es un vehículo de dos etapas que será un elemento crítico en el apoyo a MSR para recuperar y devolver las muestras que el rover Mars 2020 Perseverance recolecte para traer a la Tierra. El entorno marciano será un factor importante en el diseño, desarrollo, fabricación, pruebas y calificación de dos motores de cohetes sólidos diferentes, cada uno con múltiples entregas. A través del contrato MAPS, Northrop Grumman proporcionará los sistemas de propulsión para el MAV, así como otros equipos de apoyo y servicios logísticos.

Traer muestras de Marte de regreso a la Tierra permitirá a los científicos de todo el mundo examinarlas utilizando instrumentos sofisticados demasiado grandes y complejos para enviarlos a Marte, y y conseguirá también que las generaciones futuras los estudien utilizando tecnología que aún no está disponible. El examen de las muestras en la Tierra permitirá a la comunidad científica probar nuevas teorías y modelos a medida que se desarrollen, al igual que las muestras de Apolo devueltas de la Luna lo han hecho durante décadas.