La NASA proporcionará información actualizada sobre las “primicias” de Perseverance desde su aterrizaje en Marte.

Las cámaras de navegación, o Navcams, a bordo del rover Perseverance Mars de la NASA, capturaron esta vista de la cubierta del rover el 20 de febrero de 2021, que proporciona una buena visión de PIXL, uno de los instrumentos en el brazo plegado del rover.
Crédito: NASA / JPL-Caltech.

Los miembros del equipo de la misión están participando en una teleconferencia virtual para discutir los hitos logrados hasta ahora, desde el aterrizaje del 18 de febrero, y los que vendrán.

Desde que el rover Perseverance Mars 2020 de la NASA aterrizó en el cráter Jezero el 18 de febrero, los controladores de la misión han logrado un progreso sustancial mientras preparan el rover para el tortuoso camino que se avecina. Los miembros del equipo de la misión del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA en el sur de California discutirán las “primicias” de la misión logradas hasta ahora y las que vendrán, en una teleconferencia con los medios a las 3:30 p.m. EST (12:30 p.m. PST) del viernes 5 de marzo.

El audio de la teleconferencia y las imágenes que la acompañan se transmitirán en vivo en el canal de YouTube de la NASA JPL.

Debatiendo el progreso estarán:

  • Robert Hogg, subdirector de misión de Perseverance, JPL.
  • Anais Zarifian, ingeniera del banco de pruebas de movilidad de Perseverance, JPL.
  • Katie Stack Morgan, científica adjunta del proyecto Perseverance, JPL.

Los miembros de los medios de comunicación y el público pueden hacer preguntas en las redes sociales durante la teleconferencia usando #CountdownToMars.

Desde el aterrizaje, el rover enviado a Marte más grande y sofisticado de la NASA ha pasado por controles en todos los sistemas y subsistemas y ha enviado miles de imágenes desde el cráter Jezero. Estas comprobaciones continuarán en los próximos días y el rover realizará sus primeros viajes. Cada verificación del sistema y cada hito completado marca un importante paso adelante mientras el rover se prepara para las operaciones en la superficie. La misión principal está programada para un año marciano, o 687 días terrestres.