El próximo Mars Rover de la NASA ya está listo para el aterrizaje más preciso hasta la fecha

Esta ilustración muestra el aeroshell que contiene al rover Perseverance de la NASA guiándose hacia la superficie marciana a medida que desciende a través de la atmósfera. Cientos de eventos críticos deben ejecutarse perfecta y exactamente a tiempo para que el rover aterrice de manera segura en Marte el 18 de febrero de 2021.
Créditos: NASA / JPL-Caltech.

Qué esperar cuando el rover Perseverance Mars 2020 llegue al Planeta Rojo el 18 de febrero de 2021.

Con aproximadamente 3,9 millones de kilómetros recorridos por el espacio, la misión Perseverance Mars 2020 de la NASA está a unas horas de intentar aterrizar el quinto rover de la agencia en el Planeta Rojo. Los ingenieros del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en el sur de California, donde se administra la misión, han confirmado que la nave espacial está en buen estado y en camino de aterrizar en el cráter Jezero alrededor de las 3:55 p.m. EST ,12:55 p.m. PST, (21:55 hora peninsular española) el 18 de febrero de 2021.

“Perseverance es la misión robótica a Marte más ambiciosa de la NASA hasta ahora, está centrada en descubrir científicamente si alguna vez en el pasado hubo vida en Marte”, dijo Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la Dirección de Misiones Científicas de la Sede de la NASA en Washington. “Para responder a esta pregunta, el equipo de aterrizaje tendrá las manos ocupadas llevándonos al cráter Jezero, el terreno marciano más desafiante que se haya elegido nunca para un aterrizaje”.

Jezero es una cuenca donde los científicos creen que un antiguo río desembocaba en un lago y depositaba sedimentos en forma de abanico, estructura conocida como delta. Los científicos creen que el medio ambiente allí probablemente haya conservado signos de cualquier vida que se pudiera afianzar hace miles de millones de años, pero Jezero también tiene acantilados escarpados, dunas de arena y campos de rocas. Aterrizar en Marte es difícil, solo alrededor del 50% de todos los intentos anteriores de aterrizaje en Marte han tenido éxito, y estas características geológicas lo hacen aún más complejo. El equipo de Perseverance se basa en lecciones de touchdowns anteriores y emplea nuevas tecnologías que permiten que la nave espacial apunte a su lugar de aterrizaje con mayor precisión y evite peligros de forma autónoma.

“El equipo de Perseverance está dando los toques finales a la compleja coreografía necesaria para aterrizar en el cráter Jezero”, dijo Jennifer Trosper, subdirectora de proyectos de la misión en JPL. “Ningún aterrizaje en Marte está garantizado, pero nos hemos estado preparando durante una década para poner las ruedas de este rover en la superficie de Marte y ponernos manos a la obra”.

Todos los aterrizajes en Marte son difíciles, pero el rover Perseverance de la NASA está tratando de aterrizar en el terreno más desafiante de todas las misiones que han llegado a Marte.
Créditos: NASA / JPL-Caltech.

El complicado momento de la entrada, el descenso y el aterrizaje de Perseverance (EDL), la parte más arriesgada de la misión del rover que algunos ingenieros llaman los “siete minutos de terror“, se pueden ver en vivo en NASA TV. Los comentarios comenzarán a las 2:15 p.m. EST (11:15 a.m. PST) mañana, 18 de febrero. Los ingenieros esperan recibir un aviso de los hitos clave para el aterrizaje en los tiempos que se estiman a continuación. Hay que tener en cuenta que debido a la distancia que tienen que viajar las señales desde Marte a la Tierra, estos eventos en realidad tienen lugar en Marte 11 minutos, 22 segundos antes de que recibamos las señales.

  • Separación de la etapa de crucero: la parte de la nave espacial que ha estado trasladando a Perseverance (con el Helicóptero Ingenuity Mars de la NASA unido a su vientre) a través del espacio durante los últimos seis meses y medio se separará de la cápsula de entrada alrededor de las 3:38 p.m. EST (12:38 p.m. PST).
  • Entrada atmosférica: se espera que la nave llegue a la cima de la atmósfera marciana viajando a unos 19.500 km/h a las 3:48 p.m. EST (12:48 p.m. PST).
  • Calentamiento máximo: la fricción de la atmósfera calentará la parte inferior de la nave espacial a temperaturas tan altas de aproximadamente 1.300 grados Celsius a las 3:49 p.m. EST (12:49 p.m. PST).
  • Despliegue de paracaídas: la nave espacial desplegará su paracaídas a velocidad supersónica alrededor de las 3:52 p.m. EST (12:52 p.m. PST). El tiempo exacto de despliegue se basa en la nueva tecnología Range Trigger, que mejora la precisión de la capacidad de la nave espacial para alcanzar un objetivo de aterrizaje.
  • Separación del escudo térmico: la parte inferior protectora de la cápsula de entrada se desprenderá unos 20 segundos después del despliegue del paracaídas. Esto permite al rover usar un radar para determinar la distancia al suelo y emplear su tecnología de navegación relativa al terreno para encontrar un lugar de aterrizaje seguro.
  • Separación de la carcasa trasera: la mitad trasera de la cápsula de entrada que está sujeta al paracaídas se separará del rover y su “jetpack” (conocida como etapa de descenso) a las 3:54 p.m. EST (12:54 p.m. PST). El jetpack utilizará retrocohetes para reducir la velocidad y volar al lugar de aterrizaje.
  • Aterrizaje: la etapa de descenso de la nave espacial, utilizando la maniobra de la grúa aérea, bajará el rover a la superficie con correas de nailon. Se espera que el rover aterrice en la superficie de Marte a la velocidad de la marcha humana aproximadamente 2,7 km/h alrededor de las 3:55 p.m. EST (12:55 p.m. PST).

Una variedad de factores pueden afectar la sincronización precisa de los hitos enumerados anteriormente, incluidas las propiedades de la atmósfera marciana que son difíciles de predecir hasta que la nave espacial realmente la atraviese.

Es posible que los controladores de misión tampoco puedan confirmar estos hitos en los momentos enumerados anteriormente debido a la complejidad de las comunicaciones en el espacio profundo. El flujo de datos de ingeniería detallados (llamado telemetría) en casi tiempo real, se basa en un nuevo tipo de capacidad de retransmisión agregada el año pasado al Mars Reconnaissance Orbiter (MRO) de la NASA. Los ingenieros esperan que los datos adicionales regresen a la Tierra directamente poco antes del aterrizaje a través de la Red de Espacio Profundo de la NASA y otras dos antenas terrestres.

Es importante tener en cuenta que el rover puede aterrizar de forma segura en Marte sin necesidad de establecer comunicaciones con la Tierra: Perseverance tiene instrucciones de aterrizaje preprogramadas y una autonomía significativa.Están programados pases de comunicación adicionales en las horas y días posteriores al evento de aterrizaje.

Una vez en la superficie, una de las primeras actividades de Perseverance será tomar fotografías de su nuevo hogar y transmitirlas a la Tierra. Durante los días siguientes, los ingenieros también comprobarán el estado del rover y desplegarán el mástil de detección remota (también conocido como su “cabeza”) para que pueda tomar más fotografías. El equipo de Perseverance tardará más de un mes en inspeccionar a fondo el rover y cargar un nuevo software de vuelo para prepararse para su búsqueda de vida antigua en Marte. Durante el mismo período, el equipo Ingenuity Mars Helicopter, se asegurará de que su pequeño pero poderoso robot esté preparado para el primer intento de vuelo aerodinámico controlado y motorizado en otro planeta.

“El equipo de Ingenuity estará al borde de nuestros asientos con el equipo de Perseverance el día del aterrizaje”, dijo MiMi Aung, gerente de proyectos de Ingenuity en JPL. “No podemos esperar hasta que el rover y el helicóptero estén seguros en la superficie de Marte y listos para la acción”.

Más sobre la misión de Perseverance

Un objetivo clave de la misión de Perseverance en Marte es la astrobiología, incluida la búsqueda de signos de vida microbiana antigua. El rover caracterizará la geología del planeta y el clima pasado, allanará el camino para la exploración humana del Planeta Rojo y será la primera misión en recolectar y almacenar rocas y sedimentos marcianos para su posterior traida de vuelta a la Tierra.

Las misiones posteriores de la NASA, en cooperación con la ESA (Agencia Espacial Europea), enviarán naves espaciales a Marte para recolectar estas muestras selladas de la superficie y devolverlas a la Tierra para un análisis en profundidad.

La misión Mars 2020 es parte de una iniciativa más grande de la NASA que incluye misiones a la Luna como una forma de prepararse para la exploración humana del Planeta Rojo. La NASA establecerá una presencia humana sostenida en la Luna y sus alrededores a través de los planes de exploración lunar Artemis de la NASA.

JPL, una división de Caltech en Pasadena, California, gestiona la misión Perseverance Mars 2020 y la demostración de la tecnología Ingenuity Mars Helicopter para la NASA.