La NASA y el Gobierno de Japón formalizan la asociación Gateway para el programa Artemis.

Ilustración de Gateway en órbita lunar con contribuciones de socios internacionales.
Créditos: NASA.

La NASA y el gobierno de Japón han finalizado un acuerdo para el lunar Gateway, un puesto de avanzada en órbita que los socios comerciales e internacionales construirán juntos. Este acuerdo refuerza el amplio esfuerzo de Estados Unidos para involucrar a socios internacionales en la exploración lunar sostenible como parte del programa Artemis y para demostrar las tecnologías necesarias para las misiones humanas a Marte.

Según este acuerdo, Japón proporcionará varias capacidades para el módulo de habitáculo internacional de Gateway (I-Hab), que proporcionará el corazón de las capacidades de soporte vital de Gateway y espacio adicional donde la tripulación vivirá, trabajará y realizará investigaciones durante las misiones de Artemis. Las contribuciones planificadas de la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA) incluyen el control ambiental y el sistema de soporte vital de I-Hab, las baterías, el control térmico y los componentes de imágenes, que serán integrados en el módulo por la Agencia Espacial Europea (ESA) antes del lanzamiento. Estas capacidades son críticas para las operaciones sostenidas de Gateway durante períodos de tiempo con tripulación y sin tripulación.

“Nos sentimos honrados de anunciar este último acuerdo con Japón para apoyar la exploración humana a largo plazo en la Luna y sus alrededores como parte del programa Artemis”, dijo el administrador de la NASA Jim Bridenstine. “El fortalecimiento de nuestras asociaciones y compromisos internacionales con Artemis pone a la humanidad en un camino sólido para lograr nuestros objetivos comunes de exploración lunar sostenible para fines de esta década”.

En virtud de un acuerdo con Northrop Grumman, Japón también proporcionará baterías para el Puesto Avanzado de Habitáculo y Logística de Gateway (HALO), la cabina inicial de la tripulación para los astronautas que visiten Gateway. Además, Japón está investigando mejoras en su nave espacial de reabastecimiento de carga HTV-X, lo que podría resultar en su uso para el reabastecimiento logístico de Gateway.

“Aprovechar las capacidades que los socios internacionales aportan a Gateway será clave para permitir el acceso a la superficie lunar”, dijo Kathy Lueders, administradora asociada de la Dirección de Misión de Operaciones y Exploración Humana en la Sede de la NASA. “Nos complace avanzar en estos esfuerzos innovadores con Japón y nuestros otros socios”.

El acuerdo también marca la intención de la NASA de brindar oportunidades de tripulación para los astronautas japoneses al Gateway, que se determinará después de discusiones adicionales y se documentará en un acuerdo futuro.

Aproximadamente una sexta parte del tamaño de la Estación Espacial Internacional, el Gateway servirá como punto de encuentro para los astronautas que viajen a la órbita lunar a bordo de la nave espacial Orion de la NASA y el cohete Space Launch System antes del tránsito a la órbita lunar baja y la superficie de la Luna. Desde Gateway, la NASA y sus socios utilizarán este mirador lunar como trampolín para expediciones robóticas y humanas a la Luna y a Marte.

Los astronautas de la NASA abordarán un módulo de aterrizaje desarrollado comercialmente para el tramo final del viaje a la superficie lunar, y la agencia ha contratado a la industria estadounidense para desarrollar los dos primeros componentes de Gateway, el elemento de potencia y propulsión (PPE) y el HALO, también como reabastecimiento logístico para Gateway.

“Aprovechar las capacidades que los socios internacionales aportan a Gateway será clave para permitir el acceso a la superficie lunar”, dijo Kathy Lueders, administradora asociada de la Dirección de Misión de Operaciones y Exploración Humana en la Sede de la NASA. “Nos complace avanzar en estos esfuerzos innovadores con Japón y nuestros otros socios”.

El acuerdo también marca la intención de la NASA de brindar oportunidades de tripulación para los astronautas japoneses al Gateway, que se determinará después de discusiones adicionales y se documentará en un acuerdo futuro.

Aproximadamente una sexta parte del tamaño de la Estación Espacial Internacional, el Gateway servirá como punto de encuentro para los astronautas que viajen a la órbita lunar a bordo de la nave espacial Orion de la NASA y el cohete Space Launch System antes del tránsito a la órbita lunar baja y la superficie de la Luna. Desde Gateway, la NASA y sus socios utilizarán este mirador lunar como trampolín para expediciones robóticas y humanas a la Luna y a Marte.

“Las capacidades proporcionadas por Japón son fundamentales para habilitar el entorno interior del Gateway, lo que permite a nuestras tripulaciones vivir y trabajar durante más tiempo”, dijo Dan Hartman, gerente del programa Gateway en el Centro Espacial Johnson de la NASA en Houston. “Con los sistemas de soporte vital de Japón, las misiones de mayor duración para las tripulaciones de Artemis se pueden lograr con menores demandas de reabastecimiento logístico”.

Los astronautas de la NASA abordarán un módulo de aterrizaje desarrollado comercialmente para el tramo final del viaje a la superficie lunar, y la agencia ha contratado a la industria estadounidense para desarrollar los dos primeros componentes de Gateway, el elemento de potencia y propulsión (PPE) y el HALO, también como reabastecimiento logístico para Gateway.

Japón se une a otros dos socios internacionales para comprometerse con Gateway con la NASA. En noviembre de 2020, Estados Unidos y Canadá firmaron un acuerdo para colaborar en el Gateway. Las contribuciones planeadas de CSA incluyen el sistema robótico externo del puesto de avanzada, interfaces robóticas y operaciones robóticas de extremo a extremo. En octubre de 2020, la NASA y la ESA firmaron un acuerdo que solidifica las contribuciones de la ESA al Gateway, que incluyen la provisión de la ESA del módulo I-Hab y los módulos de repostaje, junto con comunicaciones lunares mejoradas.

En marzo de 2020, la NASA seleccionó las dos primeras investigaciones científicas para volar a bordo del Gateway, una de la NASA y la otra de la ESA. La NASA y los socios internacionales de Gateway colaborarán para compartir los datos científicos que se transmitirán a la Tierra. Se seleccionarán cargas útiles científicas adicionales en el futuro para volar a bordo del puesto de avanzada.

Además de apoyar la investigación científica llevada a cabo por misiones robóticas y humanas en la superficie lunar, el Gateway apoyará actividades para probar las tecnologías necesarias para las misiones humanas a Marte. Por ejemplo, la NASA utilizará Gateway para demostrar la gestión remota y la fiabilidad a largo plazo de los sistemas de naves espaciales autónomas y otras tecnologías.