Júpiter, Mercurio y Saturno formando una peculiar triple conjunción planetaria.

Júpiter (izquierda) y Saturno aparecen separados por una décima de grado durante un evento astronómico conocido como Gran Conjunción el 21 de diciembre de 2020 en Santa Bárbara, California. Los planetas, que permanecen a unos 450 millones de millas de distancia en el espacio, no han aparecido tan juntos desde el punto de vista de la Tierra desde 1623, y han pasado casi 800 años desde que la alineación ocurrió por la noche. La conjunción, que ocurre en la noche del solsticio de invierno por coincidencia, se conoce popularmente como la “Estrella de Navidad”. Los gigantes gaseosos no volverán a aparecer tan juntos hasta 2080. Crédito de la imagen: Rodin Eckenroth/Getty Images.

Los amantes de la observación astronómica están de enhorabuena. Durante unos pocos días se podrá observar en el cielo una triple conjunción justo después de la puesta del Sol.

Desde el 9 y hasta el 12 de enero, Mercurio, Júpiter y Saturno serán visibles en el cielo del suroeste. El evento celestial se conoce como una “triple conjunción”, lo que significa que tres planetas se encuentran en el cielo durante un corto período de tiempo. El mejor día para su observación fue ayer 10 de enero, pero durante dos días más tendremos la oportunidad de disfrutar de este evento, poco después de la puesta del Sol, cuando los tres planetas formarán prácticamente un triángulo. ‎Con Mercurio alejado un poco más del Sol, el pequeño planeta aparecerá, aproximadamente, a una distancia equivalente entre Júpiter y Saturno, para formar un triángulo casi perfecto. ‎

Los tres planetas entrarán dentro del campo de visión de unos prismáticos. Mercurio y Saturno serán más difíciles de ver en el crepúsculo vespertino, excepto para los observadores del cielo en latitudes del sur, donde el cielo se oscurecerá más rápido.

Quien quiera disfrutar de este evento deberá observar el cielo unos 45 minutos después de la puesta del Sol, ¡pero no más tarde! Será todo un espectáculo.