Entrar en la atmósfera marciana con el Perseverance Rover.

Créditos: NASA/JPL-Caltech.

En esta ilustración, con su escudo térmico de cara al planeta, el rover Perseverance de la NASA comienza su descenso a través de la atmósfera marciana. Cientos de eventos críticos deben ejecutarse perfecta y exactamente a tiempo para que el rover aterrice de manera segura en Marte el 18 de febrero de 2021.

La entrada, el descenso y el aterrizaje, o “EDL”, comienza cuando la nave espacial alcanza la cima de la atmósfera marciana, viajando a casi 20.000 km/h.

El aeroshell, que encierra el rover y la etapa de descenso, realiza el viaje a la superficie por sí solo. El vehículo enciende pequeños propulsores en la carcasa trasera para reorientarse y asegurarse de que el escudo térmico mire hacia adelante mientras se sumerge en la atmósfera.

El Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en el sur de California construyó y administrará las operaciones del rover Perseverance Mars 2020 para la NASA.