El administrador de la NASA firma una declaración de intenciones con Brasil sobre la cooperación con Artemis.

El administrador de la NASA, Jim Bridenstine (derecha) y el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación (MCTI) del Gobierno de Brasil, Marcos Pontes, firmaron una declaración conjunta de intenciones durante una reunión el 14 de diciembre de 2020, que describe la intención de Brasil de ser el primer país de América del Sur en firmar los Acuerdos de Artemis .
Créditos: Embajada de los Estados Unidos en Brasilia.

El administrador de la NASA, Jim Bridenstine, y el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación (MCTI) del Gobierno de Brasil, Marcos Pontes, firmaron una declaración conjunta de intenciones durante una reunión virtual el 14 de diciembre de 2020. La declaración describe la intención de Brasil de ser el primer país en América del Sur para firmar los Acuerdos de Artemis. Brasil ha expresado interés en contribuir potencialmente con un rover lunar, además de realizar experimentos científicos lunares y otras investigaciones, como parte del programa Artemis de la NASA.

“Estoy emocionado de firmar esta declaración de intenciones con el ministro Pontes hoy”, dijo Bridenstine. “Las asociaciones internacionales de Artemis jugarán un papel clave en el logro de una presencia sostenible y sólida en la Luna mientras nos preparan para llevar a cabo una misión humana histórica a Marte”.

A través de Artemis, la NASA llevará a la primera mujer y al próximo hombre a la Luna y establecerá una presencia humana sostenible y permanente en la superficie lunar con socios comerciales e internacionales. Artemis es el siguiente paso en la exploración humana y es parte de la estrategia más amplia de la NASA entre la Luna y Marte. Específicamente, las operaciones lunares de la NASA proporcionarán a la agencia la experiencia y el conocimiento necesarios para permitir una misión humana histórica a Marte.

Los Acuerdos de Artemis proporcionan un conjunto de principios simples, intuitivos y universales que refuerzan e implementan el Tratado del Espacio Ultraterrestre de 1967, así como otros acuerdos multilaterales y normas vitales de comportamiento. A través de los Acuerdos de Artemis, la NASA y sus socios se comprometen a garantizar que las operaciones de Artemis se realicen en pleno cumplimiento de las obligaciones internacionales existentes y otros principios importantes. Los principios de los Acuerdos de Artemis requieren que las operaciones se realicen con fines pacíficos, con transparencia, interoperabilidad y registro adecuado, y que los signatarios presten asistencia a los astronautas en peligro, desconflicten las actividades para evitar causar interferencias perjudiciales, respeten el patrimonio espacial, mitiguen los desechos orbitales, extraigan y utilicen recursos en total conformidad con el Tratado del Espacio Ultraterrestre, y proporcionen la divulgación completa y pública de datos científicos.