La NASA selecciona compañías estadounidenses para el desarrollo de tecnología espacial.





Durante la final del Desafío de Hábitat Impreso en 3D de la NASA, AI SpaceFactory imprimió de forma autónoma un hábitat y probó tecnología para construir estructuras en la Luna y Marte.
Créditos: NASA / Emmett Given.

La NASA ha seleccionado 17 compañías estadounidenses de 20 asociaciones para madurar tecnologías espaciales desarrolladas por la industria para misiones a la Luna y más allá. La NASA y los equipos diseñarán un sistema de impresión 3D para el programa de exploración lunar Artemis de la NASA, probarán un método simple para eliminar el polvo de los paneles solares planetarios, desarrollarán un sistema de recuperación de la primera etapa de cohetes para un pequeño proveedor de lanzamiento de satélites, y más.

La NASA hizo las siguientes selecciones a través del Anuncio de Oportunidad de Colaboración (ACO) de 2020. Las propuestas seleccionadas son relevantes para las áreas temáticas de tecnología descritas en la solicitud, incluida la gestión y la propulsión de fluidos criogénicos, propulsión avanzada, energía sostenible, producción de propelentes y consumibles in situ, sistemas inteligentes/resilientes y robótica avanzada, materiales y estructuras avanzados, entrada, descenso y aterrizaje y tecnologías de naves espaciales pequeñas. Las empresas seleccionadas son:

  • Aerojet Rocketdyne Inc. de Redmond, Washington.
  • Ahmic Aerospace LLC de Oakwood, Ohio.
  • AI SpaceFactory Inc. de Secaucus, New Jersey.
  • Blue Origin LLC deKent, Washington (dos selecciones).
  • Box Elder Innovations LLC de Corinne, Utah.
  • Cornerstone Research Group Inc. de Miamisburg, Ohio.
  • Elementum 3D Inc. de Erie, Colorado.
  • Gloyer-Taylor Laboratories LLC de Tullahoma, Tennessee.
  • IN Space LLC de West Lafayette, Indiana.
  • Orbital Sciences Corporation (Northrop Grumman Space Systems Inc.) de Dulles, Virginia.
  • pH Matter LLC de Columbus, Ohio.
  • Phase Four Inc. de El Segundo, California.
  • Rocket Lab USA Inc. de Long Beach, California.
  • Sensuron LLC de Austin, Texas.
  • Space Exploration Technologies Corp. (SpaceX) deHawthorne, California.
  • Space Systems Loral Inc. (Maxar Technologies) de Palo Alto, California (tres selecciones).
  • Stellar Exploration Inc. de San Luis Obispo, California.

Las selecciones resultarán en Acuerdos de Ley Espacial no financiados entre las empresas y la NASA. El plazo de ejecución se negociará para cada convenio, con una duración prevista de entre 12 y 24 meses. El valor total estimado de los recursos de la agencia para respaldar los acuerdos es de, aproximadamente, 15,5 millones de dólares.

Una propuesta en el tema de materiales y estructuras avanzadas tiene beneficios potenciales en la Luna, Marte e incluso la Tierra. AI SpaceFactory, una firma de diseño arquitectónico y tecnológico, ganadora del 3D Printed Habitat Challenge de la NASA, desarrollará un nuevo material que imita el regolito o tierra lunar. Trabajando con el Centro Espacial Kennedy de la NASA en Florida, la compañía imprimirá en 3D una estructura de prueba en una cámara de vacío que imita las condiciones ambientales de la Luna. La investigación podría crear un sistema de impresión 3D para construir grandes estructuras de superficie a partir de materiales in situ en otros mundos. En la Tierra, un material de impresión 3D de alto rendimiento de origen local podría beneficiar a la industria de la construcción, al simplificar las cadenas de suministro y reducir el desperdicio de material.

SpaceX se asociará con el Centro de Investigación Langley de la NASA en Hampton, Virginia, para capturar imágenes y mediciones térmicas de su vehículo Starship durante el reingreso orbital sobre el Océano Pacífico. Con los datos, la compañía planea avanzar en un sistema de protección térmica reutilizable, que proteja al vehículo del calentamiento aerodinámico, para misiones que regresan de la órbita terrestre baja, la Luna y Marte.

Ahmic Aerospace, una pequeña empresa con sede en Ohio, también desarrollará nuevos sistemas de protección térmica al asociarse con el Centro de Investigación Ames de la NASA en Silicon Valley de California. Ahmic utilizará el Complejo Arc Jet de Ames para probar el hardware y recopilar datos sobre cómo se comportan los materiales en condiciones ablativas.

A través de ACO, la NASA ayuda a reducir los costes de desarrollo de tecnologías y a acelerar la infusión de capacidades comerciales emergentes en misiones espaciales. Estas asociaciones complementan el programa Artemis de la NASA y ayudan a preparar a la agencia para sus futuros esfuerzos de exploración. Con estos acuerdos y las asociaciones de Tipping Point 2020 de la NASA, STMD apoya el desarrollo de tecnología necesario para establecer una presencia sostenible en la Luna y para futuras misiones tripuladas a Marte.