El Rover de la NASA Perseverance a 100 días de Marte.

Para preparar el rover Perseverance para su cita con Marte, el equipo de la misión Mars 2020 de la NASA realizó una amplia gama de pruebas para ayudar a garantizar una entrada, descenso y aterrizaje exitosos en el Planeta Rojo. Desde la verificación del paracaídas en el túnel de viento más grande del mundo, hasta la práctica de evitar peligros en Death Valley, California, incluidas las pruebas de caída de ruedas en el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA y mucho más, cada sistema se puso a prueba para prepararse para el gran día.
Créditos: NASA/JPL-Caltech.

Marquen sus calendarios: el último rover de la agencia tiene solo unos 8.640.000 segundos antes de que aterrice en el Planeta Rojo, convirtiéndose en el próximo robot en Marte de la historia.

Apenas 100 días y 268 millones de kilómetros separan la misión del rover Perseverance Mars 2020 de la NASA y el cráter Jezero del Planeta Rojo. El aterrizaje ocurrirá el 18 de febrero de 2021 a las 12:43 p.m. PST (3:43 p.m. EST), y la confirmación se recibirá en el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA en el sur de California, 11 minutos más tarde.

El automóvil de Marte de seis ruedas tiene la tarea de “merodear” el cráter, que se cree que fue el sitio de un lago marciano hace miles de millones de años, para buscar signos de vida microbiana antigua, recolectar y almacenar rocas y regolitos marcianos (roca y polvo rotos), allanando así el camino para la exploración humana del Planeta Rojo.

“Si bien llamamos al viaje de seis meses y medio desde la Tierra a Marte ‘crucero’, les aseguro que no hay mucho croquet en la cubierta del lido”, dijo el gerente de proyecto John McNamee de JPL. “Entre revisar la nave espacial y planificar y simular nuestras operaciones de aterrizaje y superficie, todo el equipo está en el reloj, trabajando para nuestra exploración del cráter Jezero”.

Perseverance Mars 2020 de la NASA está a 100 días del aterrizaje. Vea la experiencia interactiva completa en Eyes on the Solar System. Crédito: NASA / JPL-Caltech.

El 9 de noviembre, el equipo de la misión confirmó que el subsistema de propulsión de la etapa de descenso, que ayudará a bajar el rover a Marte, está en buenas condiciones de funcionamiento. Hoy, 10 de noviembre, centran su atención en los instrumentos PIXL y SHERLOC del rover. El Lander Vision System está programado para pasar bajo el microscopio el 11 de noviembre, y el instrumento SuperCam al día siguiente. En el camino, el 18 de diciembre el equipo planea realizar una maniobra de corrección de trayectoria, utilizando los ocho propulsores de la etapa de crucero para refinar el camino de la nave espacial hacia Marte.

En esta imagen durante el vuelo, se puede ver un cable eléctrico serpenteando a lo largo del material aislante del interior de la nave espacial Mars 2020 en su camino hacia el Planeta Rojo. La imagen se ensambló utilizando tres imágenes tomadas por la parte trasera izquierda de Hazcam del rover Perseverance durante una verificación de sistemas el 19 de octubre de 2020.
Créditos: NASA / JPL-Caltech.

La misión ya ha realizado varios escenarios de prueba para ayudar a evaluar los procedimientos y capacitar a los controladores de la misión Mars 2020 para los hitos importantes que se avecinan. Durante algunas de estas pruebas de varios días de duración, el equipo se encuentra con desafíos inesperados presentados por colegas que desempeñan el papel de “gremlins”. Incluso con los desafíos presentados durante un ensayo de aterrizaje el 29 de octubre, el equipo pudo aterrizar con éxito un rover Perseverance simulado en Marte.

Otro hito importante de la misión se ensayará a partir del próximo lunes 16 de noviembre, cuando el equipo comience una simulación de cinco días de operaciones en superficie, incluida la conducción del rover y la realización de un muestreo. En diciembre, el equipo espera que aparezcan uno o dos “gremlins” durante otra simulación de cinco días de la transición del rover del aterrizaje a las operaciones en la superficie.

Más sobre la misión

Un objetivo clave de la misión de Perseverance en Marte es la astrobiología, incluida la búsqueda de signos de vida microbiana antigua. El rover caracterizará la geología del planeta y el clima pasado, allanará el camino para la exploración humana del Planeta Rojo y será la primera misión en recolectar y almacenar rocas y regolitos marcianos (rocas y polvo rotos).

Las misiones subsiguientes, actualmente bajo consideración por la NASA en cooperación con la ESA (Agencia Espacial Europea), enviarían naves espaciales a Marte para recolectar estas muestras almacenadas en caché de la superficie y devolverlas a la Tierra para un análisis en profundidad.

La misión Mars 2020 es parte de un programa más amplio que incluye misiones a la Luna como una forma de prepararse para la exploración humana del Planeta Rojo. Encargada de devolver astronautas a la Luna para 2024, la NASA establecerá una presencia humana sostenida en la Luna y sus alrededores para 2028 a través de los planes de exploración lunar Artemis de la NASA.

JPL, que es administrado por la NASA por Caltech en Pasadena, California, construyó y administra las operaciones del rover Perseverance.