OSIRIS-REx en medio de la estiba de muestras.

Crédito: NASA / Goddard / Universidad de Arizona / Lockheed Martin.

Ayer, la misión OSIRIS-REx de la NASA colocó con éxito el cabezal recolector de muestras de la nave espacial en su Cápsula de Retorno de Muestras (SRC). La primera imagen muestra el cabezal del recolector flotando sobre el SRC después de que el brazo del mecanismo de adquisición de muestras Touch-and-Go (TAGSAM) lo moviera a la posición adecuada para la captura. La segunda imagen muestra el cabezal recolector asegurado al anillo de captura en el SRC. Ambas imágenes fueron capturadas por la cámara StowCam.

Hoy, después de que la cabeza estuvo asentada en el anillo de captura del SRC, la nave espacial realizó una “verificación de retroceso”, que ordenó al brazo de TAGSAM que saliera de la cápsula. Esta maniobra está diseñada para tirar de la cabeza del recolector y garantizar que los pestillos, que mantienen la cabeza del recolector en su lugar, estén bien asegurados. Después de la prueba, el equipo de la misión recibió telemetría que confirma que la cabeza está correctamente asegurada en el SRC.

Antes de que el cabezal del muestreo pueda sellarse en el SRC, primero se deben desconectar dos partes mecánicas del brazo TAGSAM: el tubo que transportaba el gas nitrógeno al cabezal TAGSAM durante la recolección de la muestra y el brazo TAGSAM en sí. Durante las próximas horas, el equipo de la misión ordenará a la nave espacial que corte el tubo y separe la cabeza recolectora del brazo TAGSAM. Una vez que el equipo confirme que estas actividades se han ejecutado según lo planeado, ordenarán a la nave espacial que selle el SRC.

StowCam, un generador de imágenes en color, es una de las tres cámaras que componen TAGCAMS (el sistema de cámara Touch-and-Go), que forma parte del sistema de guía, navegación y control de OSIRIS-REx. TAGCAMS fue diseñado, construido y probado por Malin Space Science Systems; Lockheed Martin integró TAGCAMS a la nave espacial OSIRIS-REx y opera TAGCAMS.