El Hubble muestra un puñado de estrellas

Crédito: ESA / Hubble & NASA, J. Kalirai.

Esta imagen correspoende al cúmulo globular NGC 1805, tomada por el Telescopio Espacial Hubble de la NASA / ESA. Esta apretada agrupación de miles de estrellas se encuentra cerca del borde de la Gran Nube de Magallanes, una galaxia satélite de nuestra Vía Láctea. Las estrellas orbitan cerca unas de otras, como abejas pululando alrededor de una colmena. En el centro denso de uno de estos cúmulos, las estrellas están entre 100 y 1000 veces más juntas que las estrellas más cercanas a nuestro Sol, por lo que los sistemas planetarios a su alrededor son poco probables.

La sorprendente diferencia en los colores de las estrellas se ilustra maravillosamente en esta imagen, que combina diferentes tipos de luz: estrellas azules, que brillan más en luz casi ultravioleta, y estrellas rojas, iluminadas en rojo e infrarrojo cercano. Los telescopios espaciales como el Hubble pueden observar en el ultravioleta porque están colocados sobre la atmósfera de la Tierra, la cual absorbe la mayor parte de la luz ultravioleta, haciéndola inaccesible para las instalaciones terrestres.

Este cúmulo globular joven se puede ver desde el hemisferio sur, en la constelación de Dorado, que en portugués significa delfín. Por lo general, los cúmulos globulares contienen estrellas que nacen al mismo tiempo. NGC 1805, sin embargo es inusual, ya que parece albergar dos poblaciones diferentes de estrellas con edades de millones de años. La observación de estos cúmulos de estrellas puede ayudar a los astrónomos a comprender cómo evolucionan las estrellas y qué factores determinan si terminan sus vidas como enanas blancas o explotan como supernovas.