Este gigante planeta gaseoso es llamativo por su color rosado.

Créditos de imagen: NASA / Goddard Space Flight Center / S. Wiessinger.

Si los humanos pudiéramos viajar a este planeta gigante, veríamos un mundo aún brillando por el calor de su formación con un color que recuerda a una flor de cerezo oscura, un magenta apagado.

Usando datos infrarrojos del Telescopio Subaru en Hawái, los astrónomos descubrieron este gigante gaseoso orbitando una estrella brillante llamada GJ 504 en 2013.

Varias veces la masa de Júpiter y de tamaño similar, el nuevo mundo, apodado GJ 504b, es el planeta de menor masa jamás detectado alrededor de una estrella como el Sol, utilizando técnicas de imagen directa.

GJ 504b es, aproximadamente, cuatro veces más masivo que Júpiter y tiene una temperatura efectiva de alrededor de 237 grados Celsius. Orbita la estrella de tipo G0 GJ 504, que es ligeramente más caliente que el Sol y es apenas visible a simple vista en la constelación de Virgo. La estrella se encuentra a 57 años luz de distancia y los investigadores estiman que el sistema tiene unos 160 millones de años, basándose en métodos que relacionan el color y el período de rotación de la estrella con su edad.