Explosiones de un sistema estelar doble.


Crédito de imagen: NASA / CXC / M.Weiss.

Durante décadas, los astrónomos conocían las explosiones irregulares del sistema estelar doble  V745 Sco, que se encuentra a unos 25.000 años luz de la Tierra. V745 Sco, es un sistema estelar binario que consiste en una estrella gigante roja y una enana blanca unidas por la gravedad. Estos dos objetos estelares orbitan tan cerca unos de otros que las capas externas del gigante rojo son arrastradas por la intensa fuerza gravitacional de la enana blanca. Este material cae gradualmente sobre la superficie de la enana blanca. Con el tiempo, se puede acumular suficiente material en la enana blanca para desencadenar una colosal explosión termonuclear, causando un brillo exuberante del sistema llamado nova. Los astrónomos vieron que el V745 Sco se desvanecía en un factor de mil en luz óptica en el transcurso de aproximadamente 9 días.

En 2014, los astrónomos finalmente tuvieron la oportunidad de ver los fenómenos utilizando el Observatorio de rayos X Chandra. Su hallazgo clave fue que parecía que la mayor parte del material expulsado por la explosión se movía hacia nosotros, y se desarrolló un modelo informático tridimensional de la explosión que explicaba las observaciones. En este modelo, incluyeron un gran disco de gas frío alrededor del ecuador del sistema binario causado por la enana blanca que empujaba un viento de gas que se alejaba de la gigante roja.

En la figura que muestra el nuevo modelo tridimensional de la explosión, la onda expansiva es amarilla, la masa expulsada por la explosión es púrpura y el disco de material más frío, que en su mayoría no ha sido afectado por los efectos de la onda expansiva, es azul. Se liberó una cantidad extraordinaria de energía durante la explosión, equivalente a unos 10 millones de billones de bombas de hidrógeno.