La Estación de Espacio Profundo de la NASA en Australia está recibiendo una actualización.


En una delicada operación, una grúa de 400 toneladas levanta el nuevo cono de banda X sobre el plato de la Antena DSS-43 (de 70 metros de diámetro) ubicada en el Complejo de Comunicaciones con el Espacio Profundo de Canberra, Australia.
Créditos: NASA / JPL-Caltech.
 
Vea qué antenas de DSN se están comunicando con las naves espaciales en tiempo real.

Utilizada para comunicarse con naves espaciales distantes, se está adaptando una gran antena de radio para prepararla para un futuro muy activo de exploración del Sistema Solar.

La Red del Espacio Profundo es la centralita interplanetaria de la NASA que permite comunicaciones constantes con nuestras misiones espaciales. En marzo, una de las antenas más grandes de la red, la DSS-43 en Canberra, Australia, comenzó a someterse a actualizaciones.

Con 48 años y 70 metros de ancho, el plato recibió recientemente un nuevo cono de frecuencia de banda X. Dentro del cono hay un poderoso sistema transmisor de última generación y receptores altamente sensibles, que se utilizarán para enviar comandos a naves espaciales y recibir telemetría y datos científicos de misiones robóticas que exploran el Sistema Solar.

Una grúa gigante maniobró el cono de 3 toneladas en el centro del gran plato después de levantarlo aproximadamente 20 pisos sobre el suelo. Además del nuevo cono, la antena está recibiendo actualizaciones para su sistema de refrigeración de agua y su equipo mecánico y eléctrico. Algunos de los componentes que se están actualizando se han vuelto cada vez menos fiables, tras estar sometidos a un uso constante durante 40 años. La antena ha estado desconectada desde principios de marzo de 2020, y las actualizaciones están programadas para completarse en enero de 2021.


Los trabajadores realizan actualizaciones en el cono central de la antena  DSS-43 de la Red de Espacio Profundo en Canberra, Australia. Se espera que las mejoras en el plato, de 70 metros de diámetro se completen en enero de 2021.
Créditos: NASA / JPL-Caltech.

Una de las tres redes en el Programa de Navegación y Comunicaciones Espaciales de la NASA (SCaN), la Red del Espacio Profundo se extiende por tres ubicaciones en todo el mundo: California, España y Australia. Esto permite a los controladores de la misión comunicarse con las naves espaciales en la Luna y más allá en todo momento a pesar de la continua rotación de la Tierra.

Sin embargo, como única antena de 70 metros en el hemisferio sur, solo la DSS-43 puede enviar comandos a la Voyager 2, que viaja en dirección sur en relación con el plano orbital de la Tierra. (Otras antenas en el complejo Canberra pueden recibir señales de Voyager 2, pero DSS-43 es el único plato que puede enviar comandos a la nave espacial). Lanzado en 1977, Voyager 2 está a más de 18 mil millones de kilómetros de la Tierra y, por lo tanto, requiere una antena de radio potente para transmitir comandos. El transmisor especial de banda S de la DSS-43 tiene esta capacidad y opera en una frecuencia que puede comunicarse con la tecnología de Voyager.

Prueba este juego de comunicaciones del DSN.

La DSS-43 es la antena parabólica móvil más grande del hemisferio sur y se encuentra en proceso de actualización, que espera completarse en enero de 2021.
Créditos: NASA / JPL-Caltech.

Si bien las reparaciones beneficiarán directamente a Voyager 2, también mejorarán las comunicaciones con el rover Mars Perseverance y los futuros esfuerzos de exploración de Moon to Mars. La red desempeñará un papel fundamental para garantizar la comunicación y el soporte de navegación tanto para las misiones precursoras de la Luna y Marte como para las misiones tripuladas de Artemis.

La Red del Espacio Profundo es administrada por el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA para SCaN, ubicado en la sede de la NASA dentro de la Dirección de Misión de Exploración y Operaciones Humanas. La estación Canberra es administrada en nombre de la NASA por la agencia científica nacional de Australia, la Organización de Investigación Científica e Industrial de la Commonwealth.