El asteroide 1998 OR2 volará con seguridad más allá de la Tierra esta semana.


Representación de un objeto cercano a la Tierra.
Créditos: NASA / JPL-Caltech.

Un gran asteroide cercano a la Tierra pasará de manera segura cerca de nuestro planeta el miércoles por la mañana, brindando a los astrónomos una oportunidad excepcional para estudiar el objeto de 2 kilómetros de ancho con gran detalle.

El asteroide, llamado 1998 OR2, hará su aproximación más cercana a las 5:55 a.m.EDT. Si bien esto es conocido como un “acercamiento cercano” por los astrónomos, todavía está muy lejos: el asteroide no se acercará a más de 6.3 millones de kilómetros, pasando más de 16 veces más lejos que la Luna.


Este GIF, compuesto por observaciones del Proyecto del telescopio virtual, muestra el asteroide 1998 OR2 (el punto central) mientras atravesaba la constelación Hydra cinco días antes de su aproximación más cercana a la Tierra. Estaba a unos 7 millones de kilómetros de la Tierra en ese momento.
Créditos: Dr. Gianluca Masi (Proyecto de telescopio virtual).

El Asteroide 1998 OR2 fue descubierto por el programa de Seguimiento de Asteroides Cercanos a la Tierra en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en julio de 1998, y durante las últimas dos décadas los astrónomos lo han rastreado. Como resultado, entendemos su trayectoria orbital con mucha precisión, y podemos decir con confianza que este asteroide no plantea ninguna posibilidad de impacto durante al menos los próximos 200 años. Su próximo paso cercano a la Tierra ocurrirá en 2079, cuando se aproximará más, solo a unas cuatro veces la distancia lunar.

A pesar de esto, el OR2 de 1998 todavía se clasifica como un gran “asteroide potencialmente peligroso” ya que a lo largo de los milenios, los cambios muy leves en la órbita del asteroide pueden hacer que presente un mayor peligro para la Tierra de lo que es ahora. Esta es una de las razones por las cuales es importante rastrear este asteroide durante su aproximación cercana, usando telescopios y especialmente un radar terrestre, ya que observaciones como estas permitirán una evaluación aún mejor a largo plazo del peligro presentado por este asteroide.

Los acercamientos por asteroides grandes como el OR2 de 1998 son bastante raros. El acercamiento anterior de un gran asteroide fue realizado por el asteroide Florence en septiembre de 2017. Ese objeto de 5 kilómetros de ancho sobrevoló la Tierra a 18 distancias lunares. En promedio, esperamos que asteroides de este tamaño vuelen tan cerca de nuestro planeta una vez cada cinco años.

Como son más grandes, los asteroides de este tamaño reflejan mucha más luz que los asteroides más pequeños y, por lo tanto, son más fáciles de detectar con telescopios. Casi todos los asteroides cercanos a la Tierra (alrededor del 98%) del tamaño de 1998 OR2 o más grandes, ya han sido descubiertos, rastreados y catalogados. Es extremadamente improbable que pueda haber un impacto en el próximo siglo por uno de estos asteroides grandes, pero los esfuerzos por descubrir todos los asteroides que podría representar un peligro de impacto para la Tierra, continúan.

JPL alberga el Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra (CNEOS) para el Programa de Observaciones de Objetos Cercanos a la Tierra de la NASA en la Oficina de Coordinación de Defensa Planetaria de la NASA.