La NASA selecciona cuatro posibles misiones para estudiar los secretos del Sistema Solar.


Concepto artístico del Sistema Solar.
Créditos: NASA

La NASA ha seleccionado cuatro investigaciones del Programa Discovery para desarrollar estudios conceptuales para nuevas misiones. Aunque todavía no son misiones oficiales y algunas pueden no ser elegidas para avanzar, las selecciones se centran en objetivos convincentes y ciencia que no están cubiertos por las misiones activas o las selecciones recientes de la NASA. Las selecciones finales se realizarán el próximo año.

El Programa Discovery de la NASA invita a científicos e ingenieros a formar un equipo para diseñar emocionantes misiones de ciencia planetaria que profundicen lo que sabemos sobre el Sistema Solar y nuestro lugar en él. Estas misiones proporcionarán frecuentes oportunidades de vuelo para centrarse en investigaciones para ciencia planetaria. El objetivo del programa es abordar preguntas recurrentes en la ciencia planetaria y aumentar nuestra comprensión de nuestro Sistema Solar.

“Estas misiones seleccionadas tienen el potencial de transformar nuestra comprensión de algunos de los mundos más activos y complejos del Sistema Solar”, dijo Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la Dirección de Misiones Científicas de la NASA. “Explorar cualquiera de estos cuerpos celestes ayudará a descubrir los secretos del cómo, y otros similares, llegaron a estar en el cosmos”.

Cada uno de los cuatro estudios de nueve meses recibirá 3 millones de dólares para desarrollar y madurar conceptos y concluirá con un Informe de estudio conceptual. Después de evaluar los estudios conceptuales, la NASA continuará desarrollando hasta dos misiones para su lanzamiento.

Las propuestas se eligieron en función de su potencial valor científico y la viabilidad de desarrollo de los planes, después de un competitivo proceso de revisión por pares.

Las propuestas seleccionadas son:

  • DAVINCI+ Deep Atmosphere Venus Investigation of Noble gases, Chemistry, and Imaging Plus (Investigación profunda de los gases nobles de la atmósfera de Venus, química e imágenes);

DAVINCI+ analizará la atmósfera de Venus para comprender cómo se formó y evolucionó, y determinará si Venus alguna vez tuvo un océano. DAVINCI+ se sumergería en la atmósfera inhóspita de Venus para medir con precisión su composición hasta la superficie. Los instrumentos estarían encapsulados dentro de una esfera de descenso especialmente diseñada para protegerlos del intenso entorno de Venus. El “+” en DAVINCI+ se refiere al componente de imagen de la misión, que incluiría cámaras en la esfera de descenso y en el orbitador, diseñados para mapear el tipo de roca superficial. La última misión in situ dirigida por los EE. UU. a Venus fue en 1978. Los resultados de DAVINCI+ tendrían el potencial de cambiar nuestra comprensión de la formación de planetas terrestres en nuestro Sistema Solar y más allá. James Garvin, del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland, es el investigador principal. Goddard proporcionaría la gestión del proyecto.

  • IVO (Observador del volcán Io);

IVO exploraría la luna de Júpiter, Io, para aprender cómo las fuerzas de marea dan forma a los cuerpos planetarios. Io se calienta por el constante aplastamiento generado por la masiva gravedad de Júpiter y es el cuerpo volcánicamente más activo del Sistema Solar. Poco se sabe sobre las características específicas de Io, quizá exista un océano de magma en su interior. Usando sobrevuelos cercanos, IVO evaluaría cómo se genera y hace erupción el magma en Io. Los resultados de la misión podrían revolucionar nuestra comprensión de la formación y evolución de cuerpos rocosos y terrestres, así como de mundos oceánicos helados en nuestro Sistema Solar y planetas extrasolares en todo el Universo. Alfred McEwen de la Universidad de Arizona en Tucson es el investigador principal. El Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins en Laurel, Maryland, proporcionaría la gestión de proyectos.

  • TRIDENT;

Trident exploraría Tritón, una luna helada única y muy activa de Neptuno, como un medio para comprender mundos habitables a tremendas distancias del Sol. La misión Voyager 2 de la NASA demostró que Tritón tiene un revestimiento activo, que genera la segunda superficie más joven del Sistema Solar, con el potencial de erupción de plumas y una atmósfera. Junto con una ionosfera que puede crear nieve orgánica y el potencial para un océano interior, Tritón es un objetivo de exploración emocionante para comprender cómo los mundos habitables pueden desarrollarse en nuestro Sistema Solar y en otros.         Usando un solo sobrevuelo, Trident mapearía a Tritón, caracterizaría los procesos activos y determinaría si existe el océano subsuperficial previsto. Louise Prockter del Instituto Lunar y Planetario / Asociación de Investigación Espacial de las Universidades en Houston es la investigadora principal. El Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA en Pasadena, California, proporcionaría la gestión del proyecto.

  • VERITAS Venus Emissivity, Radio Science, InSAR, Topography, and Spectroscopy ( emivividad de Venus, radiociencia, Insar, topografía y espectrocopía);

VERITAS mapearía la superficie de Venus para determinar la historia geológica del planeta y entender por qué Venus se desarrolló de manera tan diferente a la Tierra. En órbita alrededor de Venus con un radar de apertura sintética, VERITAS registraría las elevaciones de la superficie en casi todo el planeta para crear reconstrucciones tridimensionales de la topografía y confirmar si los procesos, como la tectónica de placas y el vulcanismo, siguen activos en Venus. VERITAS también escanearía las emisiones infrarrojas de la superficie para mapear la geología de Venus, lo cual es en gran parte desconocido. Suzanne Smrekar, del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA en Pasadena, California, es la investigadora principal. JPL proporcionaría gestión de proyectos.


Créditos: NASA/JPL-Caltech

Los conceptos fueron elegidos de las propuestas presentadas en 2019 bajo el Anuncio de oportunidad de la NASA (AO) NNH19ZDA010O, Programa Discovery. Las investigaciones seleccionadas serán gestionadas por la Oficina del Programa de Misiones Planetarias en el Centro Marshall de Vuelos Espaciales de la NASA en Huntsville, Alabama, como parte del Programa Discovery. El Programa Discovery lleva a cabo investigaciones de ciencia espacial en la División de Ciencia Planetaria de la Dirección de Misión Científica de la NASA, guiado por las prioridades de la agencia de la NASA y el proceso de Estudio Decadal de la Academia Nacional de Ciencias.

Establecido en 1992, el Programa Discovery de la NASA ha apoyado el desarrollo y la implementación de más de 20 misiones e instrumentos. Estas selecciones son parte de la novena competencia del Programa Discovery.