Dos rovers para circular nuevamente sobre Marte: Curiosity y Mars 2020.


Ilustraciones de los rovers Curiosity y Mars 2020 de la NASA. Mientras que el rover más nuevo toma prestado el diseño de Curiosity, cada uno tiene su propio papel en la exploración en curso de Marte y la búsqueda de vida antigua.
Créditos: NASA / JPL-Caltech

Curiosity no será el único rover activo de la NASA en Marte por mucho más tiempo. El próximo verano, Mars 2020 se dirigirá al Planeta Rojo. Si bien el rover más nuevo toma prestado el diseño de Curiosity, no son gemelos: construidos y administrados por el Jet Propulsion Laboratory de la NASA en Pasadena, California, cada uno tiene su propio papel en la exploración continua de Marte y la búsqueda de vida antigua. Aquí hay una exposición más cercana de lo que distingue a los hermanos.

  • Las misiones

Al aterrizar en 2004 para “seguir el agua”, los rovers gemelos Spirit y Opportunity descubrieron evidencia de que el planeta una vez albergó agua corriente antes de convertirse en un desierto helado. ¿Pero cuándo sucedió esto y por qué?

La NASA lanzó el rover Curiosity de gran tamaño para obtener más información. Desde su aterrizaje en 2012, Curiosity ha estado deambulando por el cráter Gale, donde descubrió que  contuvo un lago hace miles de millones de años y un entorno que podría haber respaldado la vida microbiana. El rover todavía está buscando pistas relacionadas con este entorno a medida que asciende el Monte Sharp de 5 kilómetros de altura, que se encuentra dentro del Cráter Gale y fue formado parcialmente por el agua.

A unos 6.050 kilómetros de distancia, Mars 2020 también explorará un paisaje formado por el agua: el cráter Jezero, el sitio de un antiguo delta. Pero 2020 tomará el siguiente paso científico: buscará signos reales de vidas pasadas o firmas biológicas, capturando muestras de rocas y tierra que podrían recuperarse en futuras misiones y regresar a la Tierra para un estudio en profundidad.


El rover Mars 2020 de la NASA se ve prácticamente igual que Curiosity, pero hay una serie de diferencias. Un regalo para el rover que estás viendo, es la viga transversal de popa de 2020, que se parece un poco al asa de un carrito de compras.
Créditos: NASA / JPL-Caltech
  • Las herramientas

El chasis o el cuerpo de Mars 2020 es aproximadamente 12 cm más largo que el de Curiosity. También es más pesado, registrando 1,025 kilogramos, en comparación con los 899 kilogramos de Curiosity. La diferencia de peso tiene que ver con las herramientas que cada uno lleva.

Comenzando con los brazos robóticos: Curiosity se extiende 2.2 metros y maneja una torreta giratoria de 30 kilogramos equipada con una cámara científica, un analizador químico y un taladro. El laboratorio de ciencias itinerante pulveriza muestras de roca y vierte el polvo en su chasis, donde dos laboratorios pueden determinar la composición química y mineral de las rocas.

El brazo de Mars 2020 tiene el mismo alcance que el de Curiosity, pero su torreta pesa más, 45 kilogramos, ya que lleva instrumentos más grandes y un taladro más grande para extraer núcleos. El taladro cortará núcleos de roca intactos, en lugar de pulverizarlos, y se colocarán en tubos de muestra a través de un complejo sistema de almacenamiento.

  • Los ojos y orejas

Todas las misiones de la NASA en Marte han permitido que el público viaje mientras los científicos e ingenieros exploran el planeta. Curiosity ha estado haciendo eso con 17 cámaras en su mástil, cabeza y cuerpo; cuatro de ellas son cámaras a color.

Mars 2020 tiene 23 cámaras, la mayoría de ellas de color. El nuevo rover también incluye “oídos”: dos micrófonos para capturar no solo los primeros sonidos de un aterrizaje en Marte, sino también el viento marciano y los golpes láser del análisis químico que efectuará el rover. Mastcam-Z, una versión mejorada de la cámara Mast de Curiosity, tiene capacidad de zoom y tomará videos y panoramas de alta definición.

  • Las ruedas

Curiosity ha preparado al equipo de Mars 2020 para enviar un “todoterreno” al planeta rojo. Cuando comenzaron a aparecer agujeros en las ruedas de aluminio del veterano rover, los ingenieros se dieron cuenta de que las rocas afiladas cementadas en la superficie marciana ejercen más presión sobre las ruedas de lo esperado. La planificación cuidadosa de la unidad, junto con una actualización de software, los mantendrá en forma para el resto del viaje de Curiosity por el monte Sharp.

Si bien las ruedas de Mars 2020 están hechas de los mismos materiales, son un poco más grandes y estrechas, con superficies que son casi un milímetro más gruesas. En lugar de las bandas de rodadura con patrón de galón de Curiosity, Mars 2020 las tiene más rectas y el doble por rueda (48 frente a 24). Extensas pruebas en Mars Yard de JPL han demostrado que estas huellas resisten mejor la presión de las rocas afiladas pero funcionan igual de bien en la arena.

  • Los cerebros

Los rovers de Marte no conducen solos. Los equipos de científicos e ingenieros les envían listas de tareas meticulosamente programadas al comienzo de cada día de Marte, o sol. Los conductores de rover en la Tierra luego esperan a que el vehículo se informe antes de planificar la próxima conducción. Cuanto más pueda hacer un móvil por sí mismo, más tiempo tendrán los conductores para programar nuevos comandos.

Después de que Curiosity aterrizó, el equipo del rover tardó un promedio de 19 horas en analizar los datos de un día, construir y probar comandos, y luego enviar esos comandos de vuelta al rover. Años de operaciones de perfeccionamiento redujeron el tiempo que lleva desarrollar el plan de cada día a siete horas, y un grado limitado de navegación automática ha permitido que Curiosity tome algunos pasos cautelosos por sí mismo.

Pero Mars 2020 tiene aún más inteligencia de conducción autónoma, lo que le permite calcular un camino cinco veces más rápido que Curiosity. Esa conducción autónoma será clave para comprimir la cantidad de tiempo que le toma al equipo 2020 planificar las operaciones de cada día. La nueva misión tiene la intención de comprimir las operaciones diarias en solo cinco horas. El ritmo más rápido le permitirá cubrir más terreno y recolectar más muestras en el transcurso de su misión principal. Mars 2020 no se moverá más rápido que su hermano mayor, pero una mayor automatización significa que puede conducir más lejos y recabar más ciencia sin tener que esperar a los datos de ingeniería desde la Tierra.

  • El aterrizaje

Curiosity transformó los aterrizajes en Marte con la aparentemente radical “maniobra de la grúa celeste”. Mars 2020 se basará en el mismo proceso pero también presenta una nueva tecnología importante: Terrain Relative Navigation. Una computadora a bordo hace coincidir las imágenes de superficie de una cámara con un mapa para mantener la nave espacial en el objetivo. Mientras tanto, el Range Trigger permite que el rover se acerque kilómetros a un sitio ideal antes de disparar un paracaídas.

  • Llegada de humanos

El programa Artemis de la NASA tiene como objetivo devolver a los astronautas a la Luna para 2024, preparándose para la futura exploración de Marte. Al ayudar a allanar el camino para los humanos, Curiosity lleva instrumentos que estudian el ambiente marciano, como la radiación superficial y el clima.

Además de estudiar el clima, Mars 2020 llevará muestras de trajes espaciales, lo que permitirá a los científicos estudiar cómo se degradan. Un generador de oxígeno probará la tecnología para que los astronautas hagan su propio combustible para cohetes de la atmósfera marciana. Un radar subterráneo como el del rover podría algún día usarse para encontrar hielo de agua enterrado.